Opinión
Tendencia

Medir para conocer y mejorar

Decisiones.- Trasladando la actualidad a nuestro estado (Jalisco) y a nuestro municipio, radicándonos en Ocotlán, (porque lo amerita ante esta crisis) es necesario el entender las razones a que en la actualidad es básico y esencial el medir “casi todo”.  Para ello se requiere definir un sistema de medición que permita recolectar la mayor cantidad de datos posibles para los estudios que puedan dar pauta a la solución de las preguntas iniciales que tenemos. Dicho sistema de medición, para entender su funcionamiento, debe ser estructurado de tal forma que nos permita entender la naturaleza de los fenómenos, tanto sociales como naturales, económicos, financieros, entre otros, y concebir de esto objetivos con planes de acción simples y claros, siempre y cuando la complejidad lo permita.

<

Bien hacemos con esta iniciativa, y a pregunta expresa, ¿conocemos bien a nuestro municipio? ¿Sabemos donde se encuentra lo critico en las distintas aristas que nos concierne como sociedad? ¿Cuántas unidades económicas cuenta el municipio? ¿Cuántas personas residen? Y así podemos ir contando y aterrizando preguntas de cierto valor e interés que permitan dar conocimiento y forma sobre Ocotlán. Quizás la actual administración no cuente con alguna de ellas, pero existen dependencias autónomas que se han construido gracias a la iniciativa ciudadana y de una mejor democracia que permita mejorar a la sociedad y así saber dónde nos encontramos.

<

<

Tal es el caso del INEGI, con sus grandes bancos de datos, que permiten medir varios índices relevantes (como el INPC (índice Nacional de Precios al Consumidor), así como el total de municipios en México que son 2 mil 467 además de las 16 alcaldías en la Ciudad de México, por decir algunos ejemplos. Retomando el papel a lo local, podemos considerar como una medición las unidades económicas que se tienen en el mes de abril del presente año. Existen 6 mil 490 U.E. (Unidades Económicas) o negocios establecidos en Ocotlán, de los cuales podemos hacer un sin fin de clasificaciones o estratos de acuerdo con lo que deseamos obtener.  Expongo la siguiente gráfica con un breve resumen: el 80 por ciento se pondera entre negocios o establecimientos recientes, con un año de vida, y longevos, con 10 o más años de vida.

Podemos deducir que hay un gran empuje de emprendimiento en nuestra sociedad ocotlense, lo cual refiere a que muchas personas con iniciativas están emprendiendo. Ahora bien, dentro de este universo, ¿Qué categorías sobresalen de estas U.E.? Basándonos en la clasificación del Sistema de Clasificación Industrial de América del Norte (México – EUA – Canadá) podemos obtener las siguientes conclusiones como se muestra la siguiente gráfica a continuación:

Realizando un análisis en una proporción 80/20, predomina en Ocotlán el comercio menorista, seguido de actividades de otros servicios. Después del segmento de negocios con servicios de alojamiento y preparación de alimentos y bebidas. Finalmente, el municipio cuenta con industrias manufactureras siderúrgicos, minerales metálicos y equipo especializado metálico, así como de alimentos, como la empresa suiza establecida, y por último, pero no menos importante, los servicios de salud y asistencia social.

Es fundamental poder medir como lo he mencionado anteriormente, pero ¿por qué dentro del segundo informe de gobierno de nuestro municipio no hay datos concretos (de la actual administración claro)? Y más importante, ¿dónde quedo el ejercicio de rendición de cuentas, la transparencia, el acercamiento a la ciudadanía? Si quizás, como en los negocios y en las empresas, la medición de los indicadores de desempeño se realiza cada mes para análisis de crecimiento, mejora continua y toma de decisiones, y no solo en un año como se acostumbra en el servicio público. Eso es patético por parte del gobierno municipal, pero también por parte de nosotros como ciudadanos que no exigimos el cumplimiento de ello, o por lo menos, el cumplimiento de nuestros derechos humanos como puntos básicos.

Como se muestra en la siguiente imagen a continuación, la Organización de las Naciones Unidades propuso la iniciativa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible como parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio cuyo fin es mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas. Estos objetivos aplican para todo municipio, localidad o establecimiento poblacional en la faz de la tierra. Si consultamos esta información y lo delimitamos para nuestro municipio, realmente estamos muy alejados a las metas que plantea la ONU. Algunas métricas municipales superan la línea base calculada a nivel nacional; otras en cambio, quedan a deber ya sea que “no aplican, no aparecen, no están disponibles…”. Dicho de otra manera, no se ha medido hasta el día de hoy porque no hay sistema o metodología propuesta que lo realice en el municipio a detalle.

El pasado 7 de octubre el Banco Mundial informó que debido a la pandemia de Covid-19, el número de personas que viven en la pobreza extrema habrá aumentado en 150 millones para 2021 a nivel global. En México, según el INEGI, somos alrededor de 126 millones de personas. ¿Se imaginan a un país completo en pobreza extrema? En 2021 así será, no concentrado en una sola región sino dispersa por todo el globo terráqueo pero esto es muestra que la pandemia si ha propiciado un fuerte impacto a la humanidad. Habrá que esperar la siguiente medición del INEGI para hablar de pobreza en Ocotlán durante el mes de noviembre, esto para plantear las cuestiones de cómo solucionarla y tener una perspectiva a nivel estatal y federal. Esto por lo visto no le interesa al que reside en Palacio Nacional; le cuesta mucho digerir la estadística descriptiva e inferencial y, pese a ello, se le atribuye como el peor mandatario de los últimos años por los siguientes rubros (con datos de Statista, de IMCO y del Gobierno Federal actual):

  • Destrucción y fuga de riqueza. (Véase Fidecomisos e Inversión Nacional & Extranjera) 
  • Aumento de la Pobreza (Laboral, Económica y Extrema)
  • Aumento de Inseguridad (VS Administraciones pasadas)
  • Aumento de Homicidios (VS Administraciones pasadas)
  • Aumento de Feminicidios (VS Administraciones pasadas)
  • Número de fallecimientos por Covid-19 (4to Lugar)

Previo a días pasados y a raíz de esta pandemia, se ha propiciado cada vez más el alza del emprendimiento social como posible clave para detener ese sangrado financiero, económico y social que vemos día con día en muchas personas. Si queremos detener el aumento de la pobreza en nuestra comunidad, es hora de hacer un llamado a la acción. Es hora del ahora, de exigir mejores mediciones y métricas para un mejor futuro. William Thomson Kelvin (Lord Kelvin; si, el mismo que diseño el sistema de grados Kelvin), físico y matemático británico acuño la siguiente frase: “Lo que no se define no se puede medir.” Le sumo al eslogan del CONEVAL: “Lo que se mide, se puede mejorar”.

Etiquetas

Ulrich Castro Becerra

Ulrich Castro es consultor en Planeación Estratégica y actualmente estudiante en Ciencia de Datos (Big Data). Ingeniero Industrial y de Sistemas por el ITESM Campus Guadalajara, Green Belt por Arizona State University, Black Belt por el Lean Six Sigma Institute, especialista en Logística Internacional y Planeación de la Demanda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
error: Contenio protegido