Opinión
Tendencia

El control de la reproducción del lirio en el río Zula

Decisiones.- El lirio representa una grave problemática en materia de salud pública para el río Zula debido a la presencia de mosquitos (los cuales son vectores de enfermedades como el dengue), reproducción de caracoles que trasmiten enfermedades parasitarias intestinales, olores fétidos, taponamientos que fomentan inundaciones o escurrimientos anormales, alta presencia de materia orgánica nociva para algunas especies de fauna, entre otras.

Cabe destacar que no es una especie endémica, sino que fue inducida posterior al periodo de la conquista bajo dos premisas: por su belleza estética o a través de las semillas de plantas traídas por aves migratorias. Sin embargo, cual fuera la versión real, se ha reproducido exponencialmente implicando un grave problema para las colonias aledañas, la poca comunidad pesquera, el turismo ecológico, entre otros.

Por ende, Ocotlán ha sufrido a lo largo del tiempo la presencia de estas plantas acuáticas, que si bien per se no representan un problema debido a que retienen los metales pesados localizados en el río, su reproducción descontrolada, la cual no ha sido tratada estratégicamente para controlarla, ha significado un verdadero dolor de cabeza para la comunidad.

El 19 de enero, el ahora alcalde con licencia Paulo Gabriel Hernández, anunció a través de un acuerdo con la empresa multinacional Nestlé, el préstamo con posibilidad a resguardo municipal de una máquina cosechadora de lirio, la cual a través de las toneladas acopiadas, éstas serán tratadas para la producción de composta, cerrando el ciclo y generando un mayor beneficio ambiental.

Sin embargo, las máquinas cosechadoras de lirio no son la estrategia infalible para asegurar el control o una posible erradicación del lirio en los cuerpos, debido a que hay otros métodos que también son utilizados y que tienen una mayor efectividad como las trituradoras, pero que pueden representan un riesgo para la fauna acuática que puede ser atrapada durante el acopio o acelerar la reproducción del lirio con los fragmentos de éste que se queden en el fondo del río. 

Por ende, el control de la reproducción de esta planta o su erradicación dependen más de las estrategias a largo plazo, en donde exista un programa permanente de saneamiento que esté debidamente coordinado entre los tres órdenes de gobierno (que tienen responsabilidad directa en el debido manejo del río Zula), la colaboración de las comunidades pesquera, turística y académica, la eliminación de cualquier descarga residual directa o indirecta y un estricto monitoreo que permita establecer un decrecimiento constante de la población de lirio.

Etiquetas

Inmaculada Ramírez Rojas

Se desempeña como Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia del Gobierno de Zapopan. Durante la administración 2015 al 2018 del Gobierno de Guadalajara fue la Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia. Estudió la Licenciatura en Estudios Políticos y Gobierno, la maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Guadalajara y actualmente está en el posgrado de Administración y Políticas Públicas por la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
error: Contenio protegido