Opinión

La ciencia y deporte: la fórmula mágica de los campeones

Decisiones.- La ciencia y el deporte, dos disciplinas que por momentos parecieran antagonistas e incompatibles, pero que cuando deciden estrecharse la mano y trabajar en equipo, algo estupendo ocurre y se obtiene la fórmula mágica para crear campeones.

Tokio, Japón, 1 de agosto de 2021: los atletas se preparan para la competencia más espectacular del Atletismo Olímpico, la legendaria carrera de los 100 metros planos, el trono del rey Usain Bolt se encuentra vacante y ahora siete hombres pelean por él; suena el disparo y en menos de tres parpadeos el italiano Lamont Jacobs llega a la meta y se corona como el hombre más veloz del mundo con un tiempo de 9.80 segundos.

En esa pista japonesa ocurrió una cosa muy especial y no solamente porque la medalla de oro regresa a Europa después de casi 30 años, sino porque fue la primera vez en la historia de los juegos olímpicos en la que todos los competidores logran correr los 100 metros por debajo de los 10 segundos. Esta barrera de tiempo fue superada por primera vez en México 68, pero hoy en día sigue siendo un gran logro para los velocistas y un símbolo de honor que los distingue del resto. 

Acaso usted querido lector se preguntará: ¿hubo algo especial en los juegos olímpicos de México que hizo que se lograra vencer esa barrera de tiempo?. Efectivamente eso pasó, ese fue el debut de las pistas sintéticas, proporcionando mayor protección a las articulaciones de los atletas con un efecto de trampolín que se traduciría en tiempos más rápidos. Anteriormente se corría sobre tierra o césped, pero fue gracias a la Química que con el desarrollo de nuevos materiales se lograron dichas hazañas.

Otra ciencia que ha contribuido en el desarrollo de atletas es la biología, a través de la búsqueda constante para mejorar el rendimiento físico. Ahora se pueden diseñar planes de nutrición y entrenamiento personalizados dependiendo de las fortalezas y debilidades detectadas en cada deportista. Se conoce también el papel que juegan los diversos músculos de nuestro cuerpo para ejecutar cada acción, por ejemplo el año pasado la Universidad de Loughborough nos sorprendió con sus descubrimientos de que el glúteo mayor (el músculo que forma las pompas) es clave para que se alcancen velocidades máximas y se encuentra mucho más desarrollado en los atletas de élite.

La Física y las Matemáticas no se quedan atrás, ya que es sumamente importante conocer las leyes físicas y beneficiarse de ellas a fin de lograr el triunfo. Por ejemplo los giros son claves en muchas disciplinas, de modo que en gimnasia y clavados los cuerpos pequeños tienen ventaja por ser más ágiles. Caso contrario los basquetbolistas y volibolistas suelen tener enorme estatura y capacidades para salto vertical. 

Además de los movimientos que por su forma nuestros cuerpos tienen la capacidad de realizar, el medio juega un papel crucial, por ejemplo en las carreras de velocidad es de gran importancia la resistencia al aire, de manera que los atletas alcanzan velocidades distintas dependiendo del viento a favor o en contra y también de la altitud a la que se compita puesto que a mayor altitud menor densidad del aire.

Volviendo a nuestro querido Usain Bolt; quién ostenta actualmente el récord olímpico (9.68 s) y el récord mundial (9.58 s), resulta que durante los juegos olímpicos de Pekín no hubo viento, en cambio el viento sopló a favor a una velocidad de 0.9 metros por segundo en los campeonatos mundiales donde alcanzó el tiempo récord. Investigadores del Instituto Neozelandés de Investigación del Rendimiento Deportivo han estimado que Usain podría romper su propio récord si corriera a una velocidad del viento de dos metros por segundo a favor y una altitud de 999 metros, pudiendo lograr un tiempo de 9.48 segundos. 

Cada vez nos hacemos más rápidos, más fuertes y más potentes; la brecha entre los competidores es cada vez menor, cada milisegundo cuenta, por lo que es necesario contar con relojes súper precisos, sensores rápidos y cámaras de altísima resolución, y es ahí donde nuestra amiga la Ciencia de la Computación se hace presente en las justas deportivas. Construimos para medir, medimos para saber y sabemos para mejorar.

Pero lamentablemente no todo es color de rosa en el mundo deportivo, muchas naciones, entrenadores y deportistas han utilizado el conocimiento científico y tecnológico para hacer trampa, teniendo como consecuencia repercusiones graves en la salud y en la vida de los competidores. Quizá uno de los casos más destacados ocurrió con los atletas de Alemania del Este a quienes siendo tan solo adolescentes o incluso niños se les administraron esteroides anabólicos o testosterona sin su conocimiento.

Se calcula de unos 10 mil 000 deportistas fueron dopados entre los años 70 y 80 y si bien se ganaron muchas medallas y se rompieron muchas marcas, esos triunfos se encuentran manchados por los daños devastadores causados como: depresión, suicidios, daños en articulaciones y órganos, infertilidad, efectos androgénicos y cáncer. Este es un claro ejemplo de que el conocimiento puede ser utilizado para realizar beneficios o perjuicios a la humanidad, dependiendo del uso que se haga de él.

En el CBTis 49 sabemos que tanto el deporte como las ciencias son importantes en la formación de los estudiantes. Y es así que gracias al talento y dedicación de los profesores y alumnos se han logrado grandes victorias deportivas a distintos niveles, cumpliendo así el anhelo de muchos jóvenes de convertirse en campeones o incluso de dedicarse profesionalmente al deporte. 

Asimismo nuestra vocación curricular hacia las ciencias y la tecnología proporcionan a nuestros alumnos una sólida formación que los ha convertido en campeones de competencias académicas a nivel local, estatal y nacional, y que los ha impulsado también a perseguir sus sueños de convertirse en científicos y profesionistas destacados.

¡Sin duda alguna nuestra casa de estudios ha sido un trampolín que ha impulsado a los jóvenes para competir en la gran carrera de la vida!

Autora: María Guadalupe Velarde Aguilar

Bióloga por la U de C y Maestra en Ciencias por el Instituto de Biología de la UNAM, ha realizado diversos estudios sobre fauna mexicana financiados por CONACyT, CONABIO y Global Impact Awards de Google. Autora y revisora de publicaciones científicas en revistas indexadas. Divulgadora científica y creadora de contenidos en periódicos, revistas, libros, radio, conferencias y redes sociales. Docente de Ciencias Químico Biológicas en el CBTis 49. 

 

Etiquetas

CBTis 49

CBTis 49 Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios No. 49

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido