Opinión

¡En guardia pero sonriendo! 

Decisiones.- A falta de una reglamentación que garantice tu seguridad y la de tus seres queridos, te recomiendo algo llamado “Protección Pasiva”. Ocotlán se distingue por su industria mueblera y es algo que debemos cuidar por tradición y por economía.

<

Muchos de nosotros hemos escuchado sobre los requisitos para construir, demoler o incluso remodelar tu casa, tu negocio, escuela o empresa. Pero ¿qué hay más allá del pago de los impuestos y derechos que esto genera?

<

La respuesta es muy fácil, nuestro reglamento de construcción, de planeación y además de protección civil por muchos años han quedado fuera del esquema de la innovación y la modernización. En pocas palabras, han quedado obsoletos.

<

Es por ello que durante años, muchos años, los planes de Desarrollo Urbano se elaboran con un plan maestro con visión de hasta 10 años, como si nuestros gobiernos en turno garantizaran su permanencia durante ese tiempo.

Desafortunadamente para los ciudadanos, no existe una base que sustente dichos proyectos que se basan determinantemente en pesos y centavos, muchos de ellos de parte del Gobierno Estatal y Federal.

Los diseños en las construcciones actuales, deben fijar una funcionalidad desde su diseño donde estén garantizadas como “construcciones seguras” donde definitivamente tenemos los múltiples retos que tenemos como sociedad, al vivir en un país culturalmente diverso y con tantas complejidades debido a la cultura que hemos tenido desde siempre.

Síguenos en Google News para obtener más noticias 

Si bien lo ideal sería que los requisitos de construcción también fueran verificados por las autoridades de protección civil desde su proyección, también sería ideal que los reglamentos llevaran a cabo dicho procedimiento, lo cual actualmente no existe y muchos de los desarrolladores toman esta grave laguna legal para omitir algunas funciones verdaderamente vitales e importantes para sus clientes, buscando quizás de momento el disminuir costos a corto plazo pero arriesgándolo todo en cualquier momento. Digámoslo así, “hay gente que cuida centavos pero le gusta arriesgar los pesos”.

Es por ello que hoy en día quisiera recomendarte algunos puntos básicos y generales, específicamente en la prevención de incendios, que son “Puntos de Protección Pasiva” que seguramente te servirán para proteger tus bienes y sobre todo tu propia vida y la de tu familia. Toma nota de lo siguiente y en caso de alguna duda siempre estoy dispuesto a apoyarte:

Prevención y Monitoreo.

  • Simulacros y educación a los usuarios o moradores en caso de los siniestros a los que estés expuesto de manera inminente (Ejemplo: Sismos, incendio, asalto, etc.).
  • Detección de humos.
  • Detección de Temperatura.
  • Seguros (seguros de daños, en muchas ocasiones cuestan menos que los de un vehículo nuevo).

Acción y Reacción

  • Aviso a los responsables.
  • Aviso a las autoridades competentes.
  • Protección activa contra fuego (rociadores, extintores, hidrantes, etc.).
  • Protección pasiva (sellos cortafuego o puertas, aislantes o recubrimientos aislantes o resistentes a las altas temperaturas).

En ambos casos, la protección pasiva y la activa, de manera inmediata además de reducir los daños en caso de un siniestro, sin duda te otorgaran un tiempo suficiente para reaccionar de manera inmediata ante una situación de emergencia, obteniendo con ello muchísimos menores perdidas económicas y personales.

Es por ello que una vez que el proyecto este elegido en base a la prioridad que puede ser estético o funcional, vayamos a la elección de la tecnología que podemos aplicar en dicha protección. Y hablo casi especialmente para las casi 500 mueblerías entre talleres maquiladores y mueblerías de prestigio incluso de talla internacional.

  1. Elegir el material certificado.
  2. Ingeniería de espesores en el material y su correcta aplicación.
  3. Control de calidad en la obra. (preferentemente un auditor externo)

En resumidas cuentas, esta recomendaciones súper básicas, estoy completamente seguro que más allá de ser un gasto que seguramente te puedes ahorrar porque no hay obligatoriedad legal, también es cierto que estarás agradecido el día que esta inversión quizás de una décima parte del valor de tu empresa, llegue a salvar las otras 9 partes que están en riesgo.

Verdaderamente es algo muy repetitivo en cualquier lugar y cualquier empresa, y terminando con la siguiente frase me despido, sin antes invitarlos a mi fan page de Facebook o en los comentarios en Decisiones para que hagan sus comentarios y sobre todo sus preguntas como lo fue el desarrollo de este tema a raíz de una pregunta de mi estimado amigo Fernando Jaramillo, quien está a punto de invertir en el crecimiento de su pequeño taller a una dimensión de no menos de dos mil metros cuadrados y de casi cinco millones de pesos a quien le deseo lo mejor pero siempre hay que estar preparados para lo peor.

Etiquetas

Francisco Godínez Castellanos

Servidor Público desde hace 18 años y bombero desde temprana edad. Es egresado de la universidad de Texas A&M como instructor de Bomberos, actualmente labora en Bomberos de Guadalajara.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
error: Contenio protegido