Ciénega

Multan a ayuntamientos y empresas de Atotonilco y Tototlán por contaminar

Decisiones.- De la región Ciénega, en los municipios de Atotonilco el Alto y Tototlán se impusieron más multas por delitos ambientales en los últimos cinco años. Los ayuntamientos de Poncitlán, y Ocotlán también fueron penalizados por parte de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROEPA).

<

La PROEPA, encargada de  vigilar el cumplimiento de las leyes ambientales estatales y federales para la conservación y protección de los recursos naturales, clausuró parcialmente vertederos, rellenos sanitarios y empresas en los municipios de Atotonilco, Jamay, Poncitlán, Ocotlán, Ayotlán, Tototlán y La Barca. Estos siete municipios acumularon 21 multas del 2015 a la fecha por incumplir a las leyes ambientales.

<

Mediante la solicitud de acceso a la información 1795/234/2020, la Procuraduría  informó que 14 de las 21 de las penalizaciones cuentan con información reservada, esto debido a que los procesos se encuentran abiertos aún o los afectados pidieron una revisión del caso.  

<

Atotonilco el Alto  y Tototlán, municipios con más multas

Atotonilco el Alto acumuló cinco multas en el periodo de 2015-2020: una en 2015, tres en  2017 y una en 2018. Esto lo convierte, junto con Tototlán, en el municipio con más multas en la Región Ciénega en los últimos cinco años.

Dos de las multas se le realizaron al Ayuntamiento de Atotonilco el Alto en 2017, una por la cantidad de 22 mil 647 pesos y otra por 80 mil 600 pesos. En julio del mismo año,  la PROEPA clausuró parcialmente el vertedero del municipio, por no contar con cobertura ni compactación de los residuos.

En octubre del presente año, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial  (SEMADET) inauguró la ampliación del relleno sanitario de Atotonilco, con una inversión de cuatro millones 725 mil pesos.

Tototlán también obtuvo cinco multas de la procuraduría en el periodo 2015-2020: dos en 2016, dos en 2019 y una el año en curso. La única de la que se tiene registro público, es la Procesadora de Aves y Carnes, S.A. de C.V. , por un monto de 15 mil 098 pesos en 2016.

Mientras que en este 2020, la PROEPA clausuró de manera parcial y temporal una granja porcícola en Tototlán en mayo. La procuraduría informó que la razón  fue por “la inadecuada gestión y destino final de sus residuos de manejo especial”, lo cual contamina el suelo y el agua.

Ocotlán

El ayuntamiento de Ocotlán tiene la multa más alta  por parte de la Procuraduría, por el monto de un millón 136 mil 460 pesos. En el mismo año, la PROEPA clausuró parcialmente el vertedero de Ocotlán, por no contar con cobertura ni compactación adecuada, como lo informó Decisiones en el 2017. 

La Barca

La PROEPA señala que La Barca obtuvo tres multas por parte de la procuraduría, una en 2016, 2017 y 2018, aunque la información de a quién se multó y el precio de la penalización se mantiene en reserva.

En agosto de 2018, PROEPA clausuró de manera parcial y temporal una fábrica de elaboración de productos lácteos en el municipio de La Barca. Decisiones informó que fue  debido a que la fábrica no contaba con métodos  o sistemas de control de residuos de grasa  animal, vegetal y leche, lo que podía contaminar el suelo y el agua.

Ayotlán 

Ayotlán también acumuló tres multas en los últimos cinco años, dos de estas, a sociedades anónimas de capital variable: una en 2015 a Agro Lerma Implementos y otra en 2017 a Nutriagaves de México. La última, fechada en 2018, sigue catalogada como reservada.

En 2018, la Procuraduría clausuró temporalmente una tratadora de aguas residuales en Ayotlán. La SEMADET informó  que la clausura se llevó a cabo para evitar a los terrenos aledaños y generaba un riesgo  de contaminación al suelo y subsuelo: se detectaron escurrimientos fuera de las instalaciones”, informaron en un comunicado. 

Jamay

Por su parte, Jamay cuenta con dos penalizaciones por parte de la Procuraduría. Una en 2015 al Comisariado Ejidal Ejido de Jamay, por una suma de 14 mil 608 pesos, la siguiente la obtuvo en 2017 con carácter reservado.

Poncitlán, con multa reciente

Poncitlán obtuvo una penalización en 2020 por parte de la Procuraduría, esta es la segunda multa en su expediente de la PROEPA. En 2016, el Ayuntamiento de Poncitlán  tuvo una amonestación de 15 mil 98 pesos.

La clausura parcial temporal más reciente de la zona Ciénega, fue en junio de este año a una granja bovina en Poncitlán. La razón fue por el indebido manejo de los cadáveres de los animales.

Las sanciones impuestas por la PROEPA no han sido suficientes, ni un parteaguas para evitar que los ayuntamientos o las empresas dejen de contaminar porque no han disminuido los delitos medioambientales de la Ciénega. 

Etiquetas

Mayra Toledo

Periodista en formación por el Centro Universitario de la Ciénega de la Universidad de Guadalajara.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido