InternacionalLa Barca
Tendencia

Migrantes rumbo a EUA deciden quedarse en La Barca

La Barca es municipio de paso migrante, por lo que se ha convertido en asentamiento permanente de ellos. 

Decisiones.- México sigue siendo refugio de hondureños, según estadísticas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), se registraron 302 mil 643 solicitudes de refugio en 2021, siendo Honduras y Haití los países con más solicitudes enviadas.

Las razones por las que las personas se ven obligadas a salir de su país son amplias, de acuerdo con el Dr. Rafael Alonso Hernández,  investigador de la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (REDODEM), percibe que estas han sido siempre las mismas causas, una de ellas es el desbordamiento de violencia en Centroamérica que provoca persecuciones hacia las personas tales como el cobro de derecho de piso, el reclutamiento de pandillas, violencia hacia la identidad de género, conflictos familiares y la pobreza.

Además, debido a las dificultades por las que atraviesan al intentar llegar a Estados Unidos de América, los migrantes optan por el sueño mexicano y deciden quedarse en México, otros como José, descubren una razón para quedarse en el camino.

La Barca es un municipio de paso migrante que buscan llegar a EUA por lo que se ha convertido en asentamiento permanente para algunos de ellos. 

Cuando José intentaba el sueño americano junto a su hermano, tuvieron que salir de su país Honduras para buscar suerte en Estados Unidos atravesando primero por Guatemala y después por México, declara que fueron tres meses de Honduras hasta México. Durante los tres meses José recuerda cómo fue llegar hasta aquí, ya que su recorrido era mayormente en tren y otras veces caminaban; para dormir se quedaban en los cerros.

El objetivo de José era ayudar económicamente a su familia en Honduras, a sus seis hermanos y a su mamá, él junto con su hermano dejaron atrás su país obligados por la pobreza y por el temor de morir.

“Si uno no se mete a las drogas y a todo eso lo matan a uno allá, por eso uno se viene del país, por miedo a eso”, explicó José.

Poco tiempo después de haber salido de su país murió su mamá de cáncer en la matriz y José perdió ánimos de seguir su camino. 

Ya en México esperando cruzar a Estados Unidos, al pasar por el municipio de La Barca, José conoció a la que ahora es su esposa, en ese entonces ella tenía 11 años y se encontraba trabajando en la plaza principal, al poco tiempo se enamoraron y José decidió que se quedaría a vivir con ella en La Barca. 

Ahora viven en la colonia de Las Lomas, dentro del municipio con dos hijos nacidos aquí, y una niña de siete años, hija de uno de los compañeros que cruzaban con él pero que de acuerdo con José, no pudo siquiera salir de su país y fue él quien cruzó con ella.

“Lo alcanzaron a matar en mi país y aquí vino a parar también esta chiquita, yo la quiero como a una hija pues”, expresó José.

En la actualidad José radica legalmente, se dedica al campo y dice que no piensa moverse ni continuar con el sueño americano porque su familia se encuentra en La Barca desde hace siete años.

José, quien vive en la colonia de Las Lomas dice que ahí se cuenta con todos los servicios públicos en comparación con su país y por ello vive tranquilo. Sin embargo, vecinos de la misma calle declararon que las casas se encuentran constantemente anegadas por la falta de drenaje y piden a las autoridades arreglarlo y asimismo prestar atención a  la calle que carece de pavimento, para que se les arregle.

Aunque en Las Lomas se carece de algunos servicios básicos que garanticen el goce de sus derechos, las personas migrantes como José, deciden quedarse en ella. 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenio protegido
Cerrar