Ocotlán
Tendencia

Taxistas y Ejecutivos exigen solución al conflicto en Ocotlán

Utilizarán recursos legales y manifestaciones. 

Decisiones.- El conflicto entre taxistas y “Carros Ejecutivos” en Ocotlán ha escalado otro nivel. Lo que inició en redes sociales ahora se ha trasladado a protestas y recursos jurídicos.

Los taxistas de La Barca, Ocotlán y Poncitlán se organizan para manifestarse en caso de no ver atendido su conflicto con la organización “Carros Ejecutivos de la Ciénega”. Piden que se aplique la Ley de Movilidad y Transporte que especifica que ningún conductor podrá operar el servicio de transporte de pasajeros sin previa autorización, concesión o permiso.

Por su parte, los conductores del servicio ejecutivos trabajan en la región desde hace tres meses. Ellos aseguran que pueden continuar trabajando porque así lo establece la constitución en su artículo 123: “Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil”. Los conductores solicitaron los permisos correspondientes de la Secretaría de Transporte (ST), de no conseguirlos recurrirán al amparo.

Ambas agrupaciones han solicitado la intervención de las autoridades conforme a derecho para solucionar la situación. El artículo 21 de la Ley de Movilidad y Transporte de Jalisco estipula que la ST es la responsable de mediar los conflictos entre “usuarios, concesionarios, permisionarios temporales y particulares”, pero no lo han hecho. 

Carros Ejecutivos” trabaja en La Barca, Ocotlán, Poncitlán y Zapotlán el Grande. Los conductores consideran que también ayudan a satisfacer la demanda en la región en lugar de quitarle el trabajo a los taxistas. Por ello esperan que la ST les otorgue el permiso para laborar.

Los taxistas de la región consideran que su servicio satisface la demanda actual y que la llegada del servicio ejecutivo los afecta económicamente. 

Diferencias entre servicio por aplicación móvil y taxis

El Congreso del Estado de Jalisco modificó la Ley de Movilidad en tres apartados para dar oportunidad a las aplicaciones móviles de trabajar en los artículos 8, 99 y 113 y agregó el Capítulo X Bis que contempla la prestación de servicios de transporte por demanda mediante aplicaciones móviles.

Con esta reforma, el servicio ejecutivo podría buscar legalizarse como servicio de transporte a través de aplicación móvil. 

Servicio de los “Carros Ejecutivos de la Ciénega”

El grupo “Carros Ejecutivos de la Ciénega” forma parte del Sindicato Joven del Estado de Jalisco, del cual Jaime Gerardo Chávez Parra es secretario general. El sindicalista afirma que respetan las manifestaciones que los taxistas realizaron, pero difieren con sus inconformidades. Expresa que aunque no trabajan de manera regularizada, su servicio atiende la demanda de transporte que presenta la región.

“Nuestra propuesta con las autoridades de movilidad es que el sindicato joven […] viene a trabajar con orden y responsabilidad, con vehículos y choferes identificados, porque nosotros estamos conscientes en dar un servicio de calidad, pero que nuestros compañeros trabajadores tengan también la certeza de que en su momento van a trabajar sin que sean molestados”, explica Chávez Parra.

Actualmente los 20 conductores de los Carros Ejecutivos tramitan la licencia C3 de transporte público, requisito para poder ofertar el servicio en automóviles. 

Los conductores ejecutivos establecen las tarifas de cobro a pasajeros con una mínima de 40 pesos por los primeros cinco kilómetros. Después se cobra 10 pesos por kilómetro recorrido.

Los choferes portan como uniforme una camisa blanca de manga larga, con el logotipo del sindicato y corbata roja. Cuentan con 15 vehículos y 25 choferes quienes están registrados ante la Secretaría de Hacienda para pagar impuestos y se encuentran asegurados ante el IMSS. 

Servicio de taxis

El taxista y abogado, Alejandro Jiménez Meléndez, coordinador de conductores de los taxis amarillos, afirma que: “Sí hacen las visitas frecuentemente (el personal de la ST), el problema es que nos molestan mucho, nos infraccionan, y nosotros que estamos en regla. Entonces, ellos que no están en regla, ¿por qué no los molestan? ¿por qué no los quitan?”.

Jiménez Meléndez resalta que algunos taxis son trabajados por más de un conductor. Ellos dan cuota a quien posee la titularidad de la concesión del automóvil, la cual oscila entre el 40 y el 50 por ciento de la ganancia total por los viajes realizados.

Sobre las afectaciones económicas, el coordinador de los taxistas reconoce: “Ahorita con lo que estamos del Covid, la pandemia y todo eso, son muy pocos los viajes que se hacen […] Si antes se aventaban, un ejemplo: 10 viajes al día, a lo mejor se avientan cinco o cuatro viajes”.

Los taxis mantienen el clásico color amarillo que les distingue y un número de identificación que puede servir al usuario para reportar alguna inconformidad o la pérdida de un artículo al realizar un viaje. Su cobro inicial es de 50 pesos con tarifa establecida por zona y todos sus conductores tienen la licencia C3.

Los taxistas deben cambiar cada 10 años sus vehículos, contar con holograma y tener su identificación como conductor visible para los usuarios; la unidad debe estar limpia y contar con aire acondicionado. Cuentan con “Sitios”, lugares donde sus usuarios tienen la facilidad y certeza de abordar una unidad.

El debate entre ambos grupos de servicio de transporte en la región Ciénega continúa con saldo blanco, de manera legal y sin indicios de violencia. Los grupos están a la espera de que el Ayuntamiento o la ST intervengan para solucionar el conflicto.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido