Poncitlán

Las luchas de Mezcala: una historia de resistencia

Un juicio de más de 20 años.

Decisiones.- Rocío Ibarra Moreno narra en el documento «La actual lucha de la comunidad indígena» publicado en 2011, por medio de la CEPAD, que debido a que es una comunidad cercana al lago de Chapala, sus cerros e islas convierten a Mezcala en tierra deseable para los empresarios de las regiones colindantes.   

Es aquí donde comienza otra de sus luchas vigentes contra un empresario originario de Guadalajara, Jalisco, quien los lleva al actual juicio agrario. 

En entrevista con la comunera e historiadora Coca Rocío Moreno, nos relata que son ya 21 años la permanencia del juicio agrario y la misma lucha contra el empresario Guillermo Moreno Ibarra, decidido a expoliar 11 hectáreas de las tierras indígenas en 2014. 

“En el 2014 se da la sentencia que fue contundente y el Tribunal Agrario superior dice que efectivamente es una invasión en tierras comunales y que por lo tanto se exige la restitución de sus tierras a la comunidad y ahí empiezan una serie de amparos por parte de Guillermo Ibarra”, explicó Rocío Moreno. 

El conflicto inició cuando Guillermo Ibarra comienza el combate en 1999, cuando llega a las tierras comunales y planea imponer sus empresas. En 2002, Ibarra logra que Nicolás Indalecio, un comunero, le ceda su terreno a manera de sucesor y obtener la calidad de comunero cuando este falleciese. Rocío explica que el primer juicio fue llevado a cabo en contra de Nicolás y de Guillermo bajo la premisa de que ninguna persona puede ser dueña de más de una hectárea de terreno en un área boscosa de uso común. 

“Nosotros sabemos que Guillermo está muy apoyado por los desarrolladores y mobiliarios de la región y en realidad lo que ellos buscaban era iniciar el proceso de urbanización en esta zona de Mezcala”, dijo Rocío Moreno.  

Pobladores caminan durante aproximadamente una hora para llegar a Mezcala por un camino que conecta con San Pedro Itzicán y La Peña
Pobladores caminan durante aproximadamente una hora para llegar a Mezcala por un camino que conecta con San Pedro Itzicán y La Peña. Foto: Mizrahym Arredondo.

En «La actual lucha de la comunidad indígena», Moreno escribe que en marzo del año 2011 el empresario desvía algunos de los cauces de agua para la realización de una represa y asimismo tenía contemplado con la instalación de un panel solar el agua de los cauces subiera hasta el terreno donde habría de construir la infraestructura planeada. 

Derivado de este conflicto, surgen las denuncias de parte del empresario Guillermo en contra de la comunera Rocío, acusándola de daño a las cosas junto con 10 comuneros más, los cuales intentaron desmontar el panel solar.

“De manera paralela al juicio agrario Guillermo criminalizó la movilización del pueblo y se dan una serie de órdenes de aprehensión en contra de los defensores de la tierra”, dijo Rocío.

En palabras de Rocío, en 2002 también se acusó a cinco personas de la comunidad por intento de secuestro al empresario Ibarra; manifestó que la estrategia de Guillermo es buscar la manera de intimidar a los pobladores para que claudiquen en el juicio que sigue en proceso hasta ahora. 

Ya en el año 2010, el gobierno de Poncitlán buscó privatizar una de sus islas para instalar una caseta de cobro y crear un fideicomiso entre diferentes instituciones gubernamentales, según Rocío, para despojarlos de su memoria histórica. Uno de los conflictos fue con la Dirección de Cultura y Turismo del municipio, cuando los mismos pobladores hacen una movilización para demostrar que la isla les pertenece desde los últimos 500 años. 

Foto: Mizrahym Arredondo.

En 2014 se inicia el proceso de ratificación de tierras ante el Tribunal Agrario y es hasta el mes pasado que se dicta la sentencia a favor de las y los comuneros. 

“La tercera sentencia se da el mes pasado y lo que se esperaba de esa sentencia era la ratificación de la sentencia del 2014 y afortunadamente sale favorable para la comunidad y ratifica el tribunal superior agrario lo que ya se había hecho años atrás”, explicó Rocío.  

Sin embargo, manifiesta que continúan a la espera de que el Supremo Tribunal Agrario mande la sentencia al tribunal agrario número 15  en la ciudad de Guadalajara para que se dé la ejecución final. Las y los comuneros expresan que la indignación en esta problemática en la que se ven envueltos es la necesidad de legalizar su exigencia, debido a que injustamente han tenido que demostrar como suyo lo que legítimamente les pertenece. 

“Es algo difícil de entender en México; cómo nosotros siendo los dueños de las tierras tuvimos que pasar 20 años demostrando en juzgados y tribunales agrarios que efectivamente lo somos, ese tipo de cosas solamente ocurren en México, una cosa descabellada […] el que genera la invasión y que violenta nuestras vidas nunca ha pisado la cárcel, nunca tuvo más que hacer que estar acusando y generando división en nuestra comunidad, pero estamos satisfechos con esta orden porque vamos a recuperar las tierras”, dice Rocío Moreno con voz firme.

Pobladores caminan durante aproximadamente una hora para llegar a Mezcala por un camino que conecta con San Pedro Itzicán y La Peña. 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido