ChapalaJamayOcotlánPoncitlán
Tendencia

Piden investigadoras aplazar consulta pública del Plan de Ordenamiento de Chapala.

Paga SEMADET más de 600 mil en Plan de ordenamiento de Chapala pero no integran propuestas de protección ambiental.

Decisiones.-  Investigadoras de la Universidad Autónoma de México y de la Universidad de Guadalajara piden parar o aplazar la consulta pública digital del Plan de Ordenamiento Ecológico Territorial (POER) de la región Chapala al cual pertenecen Ocotlán, Jamay y Poncitlán realizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET).

<

Esto debido a que la propuesta del POER de Chapala carece de propuestas claras para proteger el medio ambiente, aunque la SEMADET invirtió más de 600 mil pesos en servicios profesionales de cinco especialistas para hacerlo. Por medio de un seminario web las investigadoras discutieron las problemáticas de la región y dieron a conocer su postura al respecto del POER.  

<

La investigadora del Centro Universitario de la Ciénega sede Ocotlán, Adriana Hernández García, propuso que la consulta pública sea realizada en un contexto más favorecedor para quienes participan debido a que la contingencia por el Covid-19 no da las condiciones para realizarla.  

<

“¿Por qué tendríamos que seguir un plan, seguir el periodo de consulta y luego la aprobación, cuando no sabemos quiénes vamos a quedar? Es decir, un gobierno estatal atento a sus habitantes que proteja a sus habitantes en una situación de crisis va a tener mucha más credibilidad […] Desde mi punto de vista, esta consulta se podría parar. Se podría detener y decir “no hay condiciones para generar un nuevo escenario” cuando este escenario se les está moviendo mucho”, cuestionó la investigadora en el webinar. 

La investigadora del Centro Universitario de la Costa de la Universidad de Guadalajara, Virginia Martinez Hernández, explicó que durante la pandemia por Covid-19 las autoridades aprovecharon para tomar decisiones sin consulta ciudadana lo que evidencia un peligro para los lugares que fueron ya afectados, como lo que ocurrió en Costa Alegre. 

“Hicieron muchas cosas mientras estábamos guardados. Acá en Vallarta cambiaron una carretera, la movieron hacia el cerro, para poder tener ese espacio de lo que es todavía la carretera federal para construir ahí un hotel. Entonces tenemos que estar atentos y que no porque estemos en este confinamiento, que no me gusta tampoco el término, ellos aprovechen para legitimar procesos de despojo”, expresó  durante el webinar la investigadora de CUCosta.

Los problemas que invisibilizó la SEMADET en el POER de Chapala

El Plan de Ordenamiento tiene un apartado de donde se colocó la situación actual de la región y algunas problemáticas sociales, pero en dicho apartado no se abordaron problemáticas como el trabajo infantil, acceso a los servicios de salud de calidad, oportunos y accesibles en las comunidades, las pocas oportunidades de educación en las regiones, la contaminación del agua y suelo por descargas de drenajes, así como la presencia de grupos del crimen organizado en los territorios.

Quienes realizaron el POER de la región Chapala se concentraron en las propuestas para el uso de áreas de protección ambiental, la disposición de los recursos hídricos y el ordenamiento de sitios de explotación turística e industrial para los siguientes años.

Tales proyectos ponen en duda la sustentabilidad del POER porque no tienen integrada una propuesta específica para cuidar realmente el medio ambiente aunque sí las hay para el desarrollo turístico, lo cual puede resultar favorecedor para las grandes industrias pero no para el resto de los habitantes de la región, explicó Virginia Martínez Hernández.

“Con un discurso, una narrativa de sustentabilidad, se legitiman muchos proyectos de despojo porque entonces se establece ‘no puedes usar, no puedes apropiarte de esta forma de la naturaleza, solamente lo puedes hacer en estas condiciones’ y bueno, estas condiciones regularmente están diseñadas para favorecer cierto tipo de inversiones de gran capital”, señaló preocupada la académica.

Por su parte la investigadora del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la UDG, Alicia Torres, resaltó el problema para los habitantes que colindan con el lago de Chapala debido a que ellos no pueden abastecerse de agua del lago porque está contaminada mientras que la Zona Metropolitana de Guadalajara se abastece en un 60 por ciento del lago y un 40 por ciento de pozos profundos. 

“Lo cual implica una gran carga para los habitantes ribereños de este lado […] ¿Cómo se abastecen de agua estas localidades? Pues es a través de pozos profundos, no del agua superficial. Yo diría, qué bueno que no lo hacen, porque el agua del Lago de Chapala está contaminada”, expuso la investigadora.

Otro tema discutido fue el desarrollo turístico en las regiones, el cual no implica necesariamente un beneficio a largo plazo para los habitantes de las regiones turísticas, expresó en el webinar la directora del medio de comunicación, Jessica Padilla.

“El desarrollo turístico en otras regiones no ha sido para nada lo mejor, ¿por qué creer que Chapala lo necesita? Si Chapala tiene enfermedades, Chapala tiene pobreza, Chapala tiene marginación y obviamente un gran problema de salud pública con el tema de las enfermedades renales y el tema de la contaminación. Entonces ¿por qué queremos más desarrollo? si con el poquito desarrollo que tenemos nos está dejando realmente con un problema muy fuerte en cuanto a la permanencia de la vida humana en esta región”, comentó durante su participación.

El Plan de Ordenamiento Ecológico Territorial (POER) de la región Chapala está disponible para su consulta pública hasta este viernes 23 de octubre, donde habitantes de Poncitlán, Ocotlán, Jamay, Chapala, Jocotepec, Tizapán el Alto y Tuxcueca pueden sugerir acciones para el desarrollo de la región y realizar observaciones a estas propuestas elaboradas por la SEMADET y opinar sobre los proyectos regionales contemplados a futuro.

En Poncitlán realizarán un corredor industrial y en Jamay la ciudadanía pide conservar ecológicamente el cerro de El Gato

Las autoridades de Poncitlán tienen conocimiento sobre las propuestas del POER de realizar un corredor industrial cerca de Cuitzeo y un corredor turístico en Mezcala. Sin embargo, el director de Planeación Urbana de Poncitlán, David Carrillo Muñoz, reconoció que no tienen un plan específico para la conservación de zonas de protección ambiental.

“En la parte ecológica, pues es que tengamos el plan ecológico, es una ventaja interesante que no teníamos exactamente, que nos ha permitido identificar la problemática que tenemos con el área natural protegida.[…] nos dimos cuenta que falta este plan de manejo que ya hemos platicado con la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET)”.

Los actuales planes de desarrollo del POER difícilmente podrían abonar a los tres principales objetivos del desarrollo sostenible que el gobierno federal mexicano convino con la ONU para alcanzar en el año 2030; el fin de la pobreza, “hambre cero”, así como salud y bienestar para todos las personas. Incluso el agua limpia y saneamiento se clasifica con mayor prioridad que la construcción de industria, innovación e infraestructura.

Por su parte, el Ayuntamiento de Jamay ha recibido solamente dos observaciones ciudadanas durante el periodo de consulta pública: una petición para rectificar los datos de un domicilio particular asentado entre Ocotlán y Jamay, mientras que la segunda pide que se conserve ecológicamente y se aproveche turísticamente el cerro de El Gato.

El auxiliar de Planeación Urbana de Jamay, Felipe Israel García Cervantes, explicó que la petición se realizó porque no existen áreas comunes y han sido fraccionadas en pequeñas porciones ejidales por lo que quieren darle un uso enfocado al turismo, a su conservación y su mejora de su flora y fauna endémica.

“Y la otra observación que nos han hecho llegar es un vocacionamiento sobre las zonas que están próximas como áreas de preservación ecológica que son el cerro de El Gato […] esa pequeña serranía que corre desde El Fuerte hasta casi la carretera hacia San Miguel”, informó el funcionario jamaiteco. 

Las observaciones son entregadas a la SEMADET, quien debe dar seguimiento a fin de incluirlas en las propuestas del POER. Después, cada municipio de la región Chapala debe realizar su plan de desarrollo urbano municipal para ser aprobado en cabildo.

Cabe mencionar que el Código Urbano del Estado de Jalisco, marco legal del POER, indica en su artículo 115 fracción IV que: “El control del excesivo crecimiento horizontal del asentamiento humano, mediante políticas de densificación racional de la edificación y el control, en su caso, del proceso de metropolización” es uno de los objetivos de los planes de desarrollo urbano municipales.

La consulta pública del Plan de Ordenamiento Ecológico Regional (POER) región Chapala, estará disponible hasta el 23 de octubre, día de cierre de la convocatoria, mientras las personas interesadas aún pueden realizar sus aportaciones en el siguiente enlace:

http://siga.jalisco.gob.mx/consultaordenamientos/Chapala/OrdenamientosCHA.html?fbclid=IwAR0PnviFh2EcjzffHqYDINodd9urpOm7I-oIyhjlEgkvJKxhosjbrkIikZM

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido