Opinión
Tendencia

La otra escuela: desafío de innovación

Decisiones.- La escuela  hoy más que nunca ha sido llevada a un escenario, por la contingencia sanitaria de la pandemia del virus SARS CoV- 2, que ha puesto a la vista de multitudes sus fortalezas y debilidades. Aunque es cierto que la escuela es más que lo que ocurre en los salones de clase y, depende el éxito de su funcionalidad  de muchos factores que van desde lo internacional, nacional y local con enfoques que van desde lo político, pedagógico, magisterial hasta lo personal; pero lo que la determina es la idea colectiva sobre el propósito que le da sentido de existencia a la escuela. Y este propósito de la escuela es evidente: adaptación al cambio.

<

Aunque en un sentido estricto la escuela debiera liderar el cambio de una sociedad, por el mismo ejercicio del aprendizaje, entiéndase aprendizaje como “el resultado de la construcción de nuevas ideas que dan solución a problemas determinados”, ya es una gran ganancia pensar, en el contexto mexicano, en el propósito de la escuela como una entidad que gestiona la adaptación de las personas al cambio. Lo cual se ilustra de manera muy elemental con el ejemplo del infante que entra a la educación inicial (pre escolar) y de las primeras cosas que aprende es la convivencia con su grupo siguiendo ciertos lineamientos como respeto, seguir su turno, colaboración, etc. Ahí el infante transita de sólo pensar en él mismo a pensar en los otros y, lo hace paulatinamente en un proceso que posteriormente puede concluir en los grados universitarios.

<

El escenario actual ha despojado a la escuela de su propia “mitología”, pensar en la escuela como sólo el edificio y lo que ocurría en la jornada escolar, al interior del mismo. Y ha forzado a sacar provecho de otros escenarios y herramientas para el aprendizaje, la gestión del conocimiento y la gestión de los procesos administrativos para los usuarios de la escuela. De hecho hasta antes de esta pandemia, la revolución de la era digital había sido muy lenta en la escuela mexicana;  y no es por otra cosa que por la concepción tradicional que se ha tenido de la escuela.

<

El desafío que nuestra escuela enfrenta, obviamente me refiero también a toda la comunidad del CBTIS No. 49 en Ocotlán, Jalisco, es ver el cambio como una excelente oportunidad de mejora, de crecimiento, de reconocer las fortalezas y potencializarlas para que no sólo optimicemos recursos, sino que todo sea traducido en formas de  aprender acorde a la realidad, intereses, contexto y habilidades de nuestros estudiantes para provocar el desarrollo de competencias y habilidades que los lleven a la realización de sus metas como seres humanos.

La necesidad como elemento primario del cambio, parte de reconocer la carencia existente para atender una problemática determinada y junto con ella modificar las ideas que nos lleven a ello. En otras palabras, no podremos solucionar problemas actuales haciendo lo mismo de año tras año, esperando resultados diferentes. Así pues el escenario nos invita a darle la bienvenida al cambio, a dejar la comodidad de hacer siempre lo mismo, lo conocido y explorar nuevas rutas, formas y nuevas narrativas para abordar lo que hoy se nos presenta como “la otra escuela”.

Las siguientes recomendaciones  pueden ayudar a hacerle frente al desafío:

  1. Sé disciplinado, asigna un horario en el cual realices tu actividad escolar.
  2. Toma información de fuentes oficiales, lo cual reducirá el nivel de desinformación.
  3. Ponte en contacto directo, agotando todas las vías de comunicación, con tu docente, o la autoridad educativa de tu escuela y  expresa tus dudas y posibles mejoras.
  4. Acciona de manera oportuna sobre aclarar procesos, asignación de trabajos, o hasta quejas, siempre pensando en darle solución a alguna inconformidad.
  5. Sigue las indicaciones administrativas escolares y, en ello guarda evidencia de todo lo que favorezca el proceso que realizas.
  6. De manera específica, en cuanto a asignaturas o materias, revisa tu calendario o  cronograma de actividades, sus requisitos, formas y fechas de entregar un trabajo evaluable, cumple con los criterios de evaluación, revisa que se entreguen y cumplan los criterios de evaluación y ponderación para emitir calificaciones y, sobre todo, considera la retroalimentación de tu evaluación, ya que ella te ayudará a encontrar situaciones que puedes seguir mejorando en  tu aprendizaje.
  7. No abandones tu plan de estudios, aun cuando tengas obstáculos. Busca maneras de continuar y logra la terminación exitosa de tus estudios.

Etiquetas

Guillermo Bueno Sánchez

Guillermo Bueno Sánchez actual Director del CBTis No. 49, con más de 20 años de experiencia en la docencia, sector empresarial, sector de la sociedad civil y conferencista. Estudios de Maestría en Pedagogía, Licenciado en Educación, Licenciado en Administración de Empresas, especialidades en educación media superior e integración educativa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
error: Contenio protegido