Destacadas

Regalan nieve, hilo para tejer y zapatos a adultos mayores de asilo en Poncitlán

Niños dedicaron cartas a los adultos mayores

Decisiones.- Alrededor de 100 familias poncitlenses unieron sus esfuerzos para apadrinar a los 20 adultos mayores que viven en el asilo “Centro de Protección al Anciano” del municipio. 

<

Cada adulto mayor recibió un regalo personalizado que pidió a su gusto, con artículos como pastel, nieve de helado, chocolates para diabéticos, hilo para tejer y gorras. Algunos de los regalos incluyeron una carta escrita a mano por niños poncitlenses, quienes también participaron en el acopio. 

<

“Soy un niño de ocho años, le mando este pequeño detalle con mucho cariño. Le mando un fuerte abrazo”, se podía leer en uno de los regalos.

<

Los padrinos de los adultos mayores fueron poncitlenses solidarios con las necesidades del asilo, así como la empresa Agroindustrias Muñoz, quien donó ropa y unos zapatos. En total, se entregaron 20 paquetes de regalos, uno para cada adulto, además de una canasta de frutas y una caja de pan para repartirse entre todos, ya que se superó la meta.

El acopio comenzó con una publicación compartida en Facebook de un asilo en Irapuato, donde organizaron una campaña llamada “Haz feliz a un abuelito” para apoyar a los adultos mayores con las necesidades que presentaban. La publicación fue compartida por Denise Maldonado Ibarra, una joven mamá quien replicó la campaña en Poncitlán y organizó el acopio.

Maldonado cuenta que después de ver la buena respuesta de los poncitlenses a su iniciativa, acudió al asilo para preguntarle a cada uno de los adultos mayores qué era lo que querían recibir. 

“De ahí como que mucha gente lo tomó más en serio todavía, de lo que yo estaba compartiendo. Y ahí fue donde empezaron a llegar mensajes y solicitudes de mensajes y comentarios. En un ratito vi que mi publicación ya tenía como unas cien compartidas […] entonces ya empecé a organizar”, exclamó Denise.

Los padrinos de la causa “Haz feliz a un abuelito” dejaron su donación en un domicilio donde la familia Maldonado armó cada regalo personalizado, con el nombre de quien lo recibiría. 

En sólo tres días se cumplió la meta gracias a la unión de los poncitlenses y algunos donantes del extranjero, quienes mandaron dinero a sus familiares en Poncitlán para apadrinar a un adulto mayor. Tal fue el caso de una señora residente en la ciudad de Chicago, Estados Unidos.

Los adultos que viven en el “Centro de Protección al Anciano” de Poncitlán agradecieron a sus padrinos a través de la transmisión en vivo que realizó Denise en el grupo de Facebook “Compartiendo felicidad” para comprobar gastos a los donantes.

Durante la entrega de los regalos, las mujeres que atienden el asilo agradecieron a los poncitlenses su noble acto y compartieron otras carencias que enfrentan para llevar a cabo su labor de cuidado a los adultos mayores, como la necesidad de dos lavadoras nuevas y 21 cubre colchones impermeables para las camas. 

Para cumplir esta segunda meta Denise ya se organizó de nuevo con los padrinos que apoyaron la campaña “Haz feliz a un abuelito”. En esta ocasión se busca recaudar fondos para la compra de las dos lavadora y los demás artículos que se necesiten en el asilo. Los poncitlenses que no tienen la posibilidad de donar efectivo, están realizando la rifa de artículos a beneficio del asilo en sus redes sociales.

Las personas que quieran unirse a esta segunda ronda de apoyo al asilo de ancianos de Poncitlán, pueden depositar a la cuenta de banco número 4027 6641 5312 3074 o unirse al grupo de Facebook donde se está actualizando la información del acopio. La segunda entrega de regalos al asilo será el domingo 4 de octubre.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido