Poncitlán

Investigadores descartan sea el agua causante de enfermedades renales en San Pedro y Mezcala

Un grupo interdisciplinario de investigadores de la U. de G, asegura que no es el agua el problema, es la pobreza la que genera condiciones multifactoriales que provocan las enfermedades renales en los habitantes del barrio de Agua Caliente.

Poncitlán, Jalisco, 8 de mayo (Decisiones).- Investigadores de la Universidad de Guadalajara (U. de G.),  descartaron que el agua cause los altos índices de insuficiencia renal en el barrio de Agua Caliente ubicado en San Pedro Itzicán, comunidad del municipio de Poncitlán.

Habitantes de San Pedro Itzicán y Mezcala de la Asunción se reunieron este 7 de mayo con investigadores y estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social Occidente (CIESAS), de la U. de G, para hablar de las enfermedades que padecen los oriundos del lugar y buscar una solución.

Los investigadores dedujeron en base a estudios que la enfermedad se debe a indicadores de pobreza, así lo dio a conocer el Dr. Felipe de Jesús Lozano Kasten, investigador de la Unidad Pediátrica Ambiental del Lago de Chapala.

“No hay metales pesados que causen lesión renal en la agua que nosotros estudiamos en los tres lados”, dice Lozano tras ser cuestionado acerca de los lugares en donde se tomaron las muestras para conocer los valores de la calidad del agua del barrio de Agua Caliente.

Los poncitlenses que asistieron pidieron a los investigadores que les apoyaran para la realización de más estudios y se les orientara para terminar con la mortandad derivada de ésta enfermedad, por su parte los científicos de la máxima casa de estudios del estado se comprometieron a pagar los 60 pesos que cuesta estudiar cada muestra de los niños de la comunidad para tener el diagnóstico de cada menor y evitar alguna enfermedad, ya que el primer muestreo reflejó que el 4 por ciento de los menores padecen insuficiencia renal.

La primera muestra de 300 niños de prescolar, primaria y secundaria de Agua Caliente demostraron para Lozano Kasten que existe plomo en el aire y los pisos de las casas de los infantes, además el 95 por ciento en sus heces fecales presentan paracitos como amibiasis, áscaris, giardiasis y teniasis.

La desnutrición juega también un papel importante luego de que el 63 por ciento de la muestra tiene desnutrición crónica, el 46 por ciento tiene riesgo de retraso del desarrollo y 38 por ciento rezago en su desarrollo. Además del daño renal y lo más preocupante para el investigador es el daño en la esfera del neurodesarrollo debido a que depende directamente del cerebro.

El 94 por ciento de las familias de los menores cocinan con leña y queman basura, situaciones que tras las investigaciones realizadas son factores que agravan la salud de los menores por las cantidades de plomo que producen estas combustiones y la repercusión dañina que tiene tanto con el cerebro como con los riñones. Al explicar a detalle la situación Lozano Kasten dijo que en la comunidad consideraban que si un niño no caminaba al año y medio lo relacionan con un designio de Dios y no como una enfermedad causada por el medio ambiente.

Rocío Moreno, comunera de Mezcala, ahondó en el tema de una clínica que el gobierno busca instalar en Mezcala para el tratamiento de personas con insuficiencia renal, pero advierte que ellos no quieren la clínica, sino evitar enfermarse: “Antes de la clínica queremos ser saludables sin necesidad de llegar a la clínica, eso tiene que ver con saber qué es lo que está ocasionando este problema. Yo creo que ustedes saben que hay familias que tienen familiares que han muerto”.

En lo que respecta al agua Lozano realizó estudios al lago de Chapala, al pozo de San Pedro Itzicán, y al agua purificada que toman en las casas y los resultados arrojan que en cuanto a plomo tienen apenas 0.0025 unidades por millón, mientras que la Norma Oficial Mexicana 127 acepta 0.01 unidades por millón, por lo que hasta el momento es el único argumento descentralizado del estado que ratifica la declaración del director General de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Felipe Tito Lugo Arias, quien en días pasados aseguró que la calidad del agua de los pozos de Poncitlán está bajo la Norma.

En cuanto al abasto del agua que continúa siendo un problema, éste le corresponde al municipio solucionarlo ya que el 4.5 por ciento de las viviendas las habitan sin disponibilidad de agua potable y es un porcentaje que debería recibir el derecho fundamental de acceso al agua y por consecuencia a la salud.

En el caso de la CEA tras una solicitud de acceso a la información pública pedida por Decisiones donde se solicitó el último estudio de calidad del agua realizado a los pozos de San Pedro Itzicán y Mezcala, la respuesta fue afirmativa, no obstante los últimos estudios de calidad se hicieron en julio de 2014, éstos resultados exponen un total de 0.0025 unidades por millón de plomo en ambos pozos.

Sulfuros, fenoles, nitrógeno amoniacal y coniformes en excedentes encontró la CEA en el pozo de Mezcala de la Asunción, mientras que en el pozo de San Pedro fueron fenoles, fluoruros, nitrógeno amoniacal, sulfuros y coliformes las sustancias que rebasaron los límites de la Norma Oficial Mexicana 127.

Por su parte la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), atendió mil 782 casos de insuficiencia renal en poncitlenses desde el año 2010 hasta el 2015 en sus hospitales de Guadalajara, el Regional de La Barca y en otras entidades federativas. Esta enfermedad es la segunda atención médica que recibe la comunidad, en primer lugar de atención están los partos y en total abarca el 20 por ciento de las atenciones que reciben los oriundos del municipio ribereño.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. El Dr. Lozano recalcó que se trata de un fenómeno complejo, marcado por la pobreza de la gente de Agua Caliente; y que tiene otros efectos además de la insuficiencia renal . Insistió que sólo llevan cuatro meses de trabajo y que aun falta mucho por investigar. Se ofreció a apoyar investigaciones similares en Mezcala .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido