Ocotlán

Terminan mantenimiento del monumento al Señor de la Misericordia de Ocotlán

  • El monumento fue pulido y barnizado.

Decisiones.- Luego de 15 días, finalizaron los trabajos de limpieza en el monumento al Señor de la Misericordia en Ocotlán, mismos que se realizaron para tener lista la figura en las fiestas en su honor próximas a celebrarse a partir del 20 de septiembre.

Los encargados del mantenimiento fueron Moisés Israel Martínez Hernández, vecino de la colonia Ferrocarril y Daniel Cendejas, quien vive en el Nuevo Fuerte, ambos ocotlenses trabajaron en las alturas para limpiar el monumento, pulirlo y barnizarlo.

Moisés Martínez, explicó el proceso de limpieza a detalle de la intervención que le hizo al monumento: “El material del monumento es latón y con el paso del tiempo, lluvia, sol, polvo, y lo que le pueda caer encima se le hace una costra muy fuerte y para quitarla necesitamos algunos ácidos, son tres tipos de ácidos los que estamos utilizando para quitar la corrosión y posteriormente le aplicamos un pulido, se le aplica una cera que tiene laca y al final de la pulida le damos un baño de poliuretano”.

Durante dos fines de semana tanto Moisés como Daniel iniciaban la remoción de suciedad desde las 8 de la mañana para lograr terminar en tiempo.

Martínez comentó que haber realizado la limpieza fue un privilegio porque no toda la gente se puede subir a tocar el monumento o a estar cerca de una de las representaciones más importantes del Señor de la Misericordia en el municipio: “Se siente muy bonito porque mucha gente nos pregunta, mucha gente nos felicita, a mucha gente no le gusta, es natural, pero se siente bonito, nos llena mucho, de hecho cuando iniciamos, no nos sentíamos muy cómodos porque íbamos a estarlo tocando, íbamos a estar con él, pero se siente bien y es el plan dejarlo listo para su día”.

Para lograr la limpieza del monumento, el señor Francisco Chávez López, ofreció pagar el costo del personal y el material, por lo que el señor cura Antonio Olivos Sepúlveda, solicitó a la Arquidiócesis de Guadalajara autorizar dicha limpieza, cuando el departamento de Arte Sacro de la misma Arquidiócesis revisó el caso no consideró algún inconveniente y autorizó los trabajos.

Por su parte el Ayuntamiento puso a disposición de los trabajadores una motobomba escala para que lograran alcanzar la altura necesaria para trabajar.

De acuerdo con Moisés Martínez, esta es la primera limpieza que se hace en el monumento, sin embargo, sostuvo que el mantenimiento tiene que realizarse al menos cada dos años.

 

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *