Ocotlán

Murciélagos en biblioteca del CUCI no son transmisores de rabia; el inmueble continúa cerrado

  • Hasta el momento la universidad no ha dado a conocer el acervo afectado de la biblioteca ni la fecha exacta en la que nuevamente la abrirán al público.

Decisiones.- Las autoridades de la Universidad de Guadalajara (U. de G), determinaron que los murciélagos anidados en las instalaciones de la Biblioteca–Mediateca “Fernando del Paso”, localizada al interior del Centro Universitario de la Ciénega (CUCI), no son transmisores de rabia ni se encuentran en peligro de extinción, tan sólo son animales endémicos de la región.

La universidad dio esta información en las mesas de trabajo “Manejo sustentable del murciélago” convocadas por el secretario administrativo del CUCI, José Oswaldo Macías Guzmán, y realizadas a partir del mes de abril con la finalidad de concretar una solución a la invasión de este mamífero en los ductos de aire acondicionado y en las láminas corrugadas de la biblioteca.

Los murciélagos se introdujeron por orificios que permitieron su acceso y la humedad de la construcción se convirtió en un buen hogar para que los animales se alojaran, habitando principalmente en los ductos del aire acondicionado y dejando a su paso excremento.

Las fotos a las que tuvo acceso Decisiones sobre la situación de la Biblioteca-Mediateca demuestran la cantidad la inmensa de guano, el cual llegó a saturar las láminas de la parte norte.

Excremento de murciélago en biblioteca del CUCI.
Excremento de murciélago en biblioteca del CUCI.

A las mesas de trabajo asistieron elementos de la Unidad de Protección Civil y Bomberos Ocotlán; el ex titular de Ecología del Gobierno de Ocotlán, Héctor Lomelí Zúñiga; el Jefe de la Unidad de Normatividad y Fomento de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) en Jalisco, Gustavo Horacio Ayala Ramírez; personal de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROEPA); investigadores del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) como el biólogo especialista en cuevas, Leonel Téllez; así como personal administrativo y de mantenimiento del CUCI.

Desde el 18 de mayo, las autoridades informaron a los integrantes de las mesas los resultados del análisis al murciélago que los investigadores del CUCBA realizaron, sin embargo, la información no fue publicada.

Decisiones buscó a la U. de G para que diera su versión de los hechos a finales de mayo y a principios de julio, sin embargo las autoridades universitarias no quisieron hablar ni por medio del coordinador de Extensión Universitaria del CUCI, Jairo de Jesús Nares Amezcua, quien no dio seguimiento a las peticiones de información ni a través del jefe de la unidad de mantenimiento del CUCI, Gustavo Adolfo Muñoz Godínez, quien fue contactado pero se negó a dar información “por no estar autorizado para hablar”.

En el caso del jefe de la Unidad de Normatividad y Fomento de la SEMARNAT, Gustavo Horacio Ayala Ramírez, sólo informó sobre las mesas de trabajo que se estaban realizando y la finalidad de las mismas que pretendían conocer la especie de los murciélagos para determinar la peligrosidad del animal para posteriormente buscar una posible solución, pero tampoco ahondó en los detalles de los resultados.

Por su parte, el director de Protección Civil y Bomberos de Ocotlán, Francisco Javier Godínez Castellanos, puntualizó que, en el informe expedido por la universidad, la fauna no representa una amenaza para los estudiantes, y que será el centro educativo quien se haga cargo de remover a los murciélagos y hacer la limpieza correspondiente en la mediateca.

Al respecto del tema, el Diario NTR Guadalajara, informó este 27 de julio, que la U. de G invertió dos millones de pesos para desalojar los murciélagos. Pero hasta el momento la universidad no ha dado a conocer el acervo afectado ni la fecha exacta en la que nuevamente abrirán la biblioteca al público, tampoco ha informado si habrá alguna alternativa para que los alumnos continúen recibiendo los servicios bibliotecarios, de préstamos de computadoras portátiles o dónde recibirían las clases del programa de Formación Integral por Lenguas Extranjeras FILEX que mantenía sus talleres en las inmediaciones de la biblioteca.


Más noticias:

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *