Ocotlán

Julio Barradas, el hombre encargado de la Seguridad en Ocotlán

Cuenta con 35 años de experiencia dentro de diferentes cuerpos policíacos.

Ocotlán, Jalisco, 7 de octubre (Decisiones).- Incrementar la lista de elementos adscritos a la Dirección de Seguridad Pública de Ocotlán (DSPO) y volver a ganarse la confianza de los habitantes son dos de los principales retos que tiene Julio Barradas Ramírez, quien a partir del 1 de octubre tomó la titularidad de esa dependencia.

Con la entrada de la administración encabezada por Paulo Gabriel Hernández, también hubo cambio en el director del departamento policíaco. Julio Barradas Ramírez, cuenta con 35 años de experiencia dentro de diferentes cuerpos policíacos federales, estatales y municipales.

Fue jefe de escoltas de Jorge Vizcarra Mayorga, ex presidente municipal de Tonalá que fue detenido acusado por delincuencia organizada y abuso de poder.

En el 2008, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), emitió la recomendación 20/2008 para Julio Barradas con el asunto de “Violación de los Derechos a la Vida” debido a que cuando fue elemento de policía del municipio de Talpa de Allende, Jalisco, junto con otros sietes policías dispararon contra un niño de 11 años de edad y una mujer, el menor fallecido mientras que la mujer quedó grave.

Antes de llegar a Ocotlán formó parte del equipo cercano a Javier López Ruelas, ex director de Seguridad Pública en Tonalá.

-¿Cómo recibió esta dependencia?- Se le preguntó a Barradas esta mañana en su oficina al interior de Presidencia.

 

-Bueno, mire, tenemos un déficit de elementos los cuales en un tiempo considerable vamos a tener la oportunidad de captar los elementos que afortunadamente nos están llegando. En estos días han llegado muchos compañeros que quieren colaborar con esta policía. El estatus por parte de los elementos no es malo, hay gente con mucha disponibilidad, la capacidad no la dudo pero aun así vamos a estar muy pendientes de esa capacitación hacia el personal-

En el anterior gobierno municipal surgieron varios inconvenientes que orillaron la baja de policías. La semana pasada el mandatario municipal mencionó que poco más de 100 uniformados hay en la actualidad en la DSPO.

-Para un municipio con 120 mil habitantes son insuficientes 100 elementos, ¿no?-

 

-Es insuficiente pero estamos ya captando ahorita elementos que quieran trabajar con nosotros, esperamos contar en un tiempo considerable siempre y cuando se cubran los requisitos que el Centro de Control y Confianza nos exige. Sé que son pocos elementos, sin en cambio ahorita ya hemos hecho denotar la presencia policíaca con un nuevo sistema operativo que es plenamente la vigilancia, el acercamiento hacia la población-

Policías capturados por presuntos nexos con el crimen organizado. Robos, secuestros y enfrentamientos son el pasado inmediato de la Seguridad Pública ocotlense.

-Desde el área que ahorita encabeza, en los últimos meses la policía municipal de Ocotlán se ha visto inmiscuida en varios escándalos-

 

-Lamentablemente los hechos de los que todos conocemos generó una incertidumbre, una preocupación que hizo que muchos elementos decidieran irse de la policía. Esto consideró un déficit considerable en la policía. Pero estamos viendo que la población está tranquila no hay una situación que tengamos en riesgo de un brote de violencia-

-¿Le preocupa la situación del municipio en materia de Seguridad?-

 

-Me preocupa hasta cierto punto. Los hechos que se suscitaron en el tiempo que se dieron muchos sabemos que se dieron por situaciones que no sabemos a ciencia cierta. Me preocupa de entrada darle a la población de Ocotlán una tranquilidad. Vamos a crear una policía integral plenamente a la sociedad. Vamos a comenzar con la policía escolar, vamos a estar muy cercanos a los muchachos.

-¿A su cargo seguirá la ‘mano dura’ con los elementos que pudieran corromperse?-

 

-Aquí ya no va ver un maltrato hacia los elementos. Ante todo antes de ser policías somos humanos y somos personas. No podemos tener a los policías reprimidos por alguna razón, al contrario, tenemos que apoyarlos, tenemos que capacitarlos, precisamente para que no incurran en situación que no están en acorde de lo que es un servidor público, llámese policía. Tenemos que enseñarlos que atrás de ellos está su familia y si incurren en algo los afectados serán su familia.

-Hoy los habitantes tienen cierta desconfianza hacia los elementos de la policía municipal, ¿qué les diría a la ciudadanía?-

 

-Quiero expresarle a la ciudadanía de Ocotlán que nos dé la oportunidad de mostrarles que las policías no son como en otras ocasiones las han tenido. Pido un voto de confianza para que nos permitan acercarnos a ellos. Tenemos que recuperar a como dé lugar la confianza de la población.

Fuentes cercanas del gobierno municipal, indicaron que Barradas Ramírez no era la opción para hacerse cargo de la seguridad en el municipio, sin embargo, la lentitud en el proceso de resultados del examen de control de confianza hacia las personas propuestas por Paulo Hernández, hicieron que el Estado mandara a Julio Barradas.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *