Ocotlán

Celanese Ocotlán dejará sin empleo a 550 personas; asegura no abandonará químicos

Apenas este 1 de julio, la empresa le informó al alcalde de Ocotlán.

Decisiones.- Directivos de Celanese le informaron este 1 de julio al alcalde Paulo Gabriel Hernández, que tras el cierre de su fábrica en Poncitlán perderán el trabajo alrededor de 550 personas, de las cuales 440 son ocotlenses.

“Sabemos aproximado el número de personas que se ven afectadas, cerca de 550 personas que dejarán de trabajar en la empresa como tal, un poco más del 80, 82 por ciento viven en Ocotlán”, dijo el mandatario municipal en entrevista exclusiva para Decisiones.

Hernández señaló que la firma transnacional le informó de manera oficial sobre su cierre irreversible hasta este lunes 1 de julio, por lo que hasta el momento no tiene un plan concreto de apoyo para los aproximadamente 440 ocotlenses que se quedarán sin empleo.

Sin embargo, aprovechará los meses antes al 31 de octubre -fecha en la que la empresa terminará operaciones- para generar una estrategia de reinstalación del personal en otras empresas: “Vamos a estar trabajando de la mano en estos próximos meses para buscar algunas alternativas y diseñar estrategias que permitan tener algunos espacios para estas personas”.

El primer edil ocotlense planteará con los ejidatarios del municipio y de la región el interés de generar espacios que se puedan dedicar al desarrollo industrial o de comercio que genere el establecimiento de empresas que creen empleos.

Por medio de un comunicado Celanese informó que los empleados serán liquidados conforme a las leyes mexicanas correspondientes y que incluso se les darán prestaciones mayores: “Cada uno de los que conforman la planta de Ocotlán recibirán un paquete completo de beneficios, una compensación por encima de lo que marca la ley y otros beneficios destinados a ayudar a las personas y a sus familias a transitar de manera exitosa a la siguiente fase de su vida”.

No obstante, aunque Hernández ratificó el compromiso de la empresa, sostuvo que de necesitarlo, apoyarán a ocotlenses a quienes no se les respeten sus derechos: “Estoy seguro de que va a cumplir hasta el último día con el último recurso, porque ¿qué caso tiene de ese gran prestigio de haberse ganado durante tanto tiempo echarlo por la borda?, al contrario […] pero si por algún remoto caso ocurriera algún situación sin duda que vamos a estar a la orden de los ciudadanos”.

Hasta el momento todavía no se cuantifican los empleos indirectos generados por la derrama económica de la empresa, mismos que se estiman se concentran en el sector de transformación de materia prima y en el de servicios. 

De acuerdo con Hernández, la empresa se comprometió a dejar aseadas y sin contaminantes químicos las instalaciones que acogen a la fábrica donde se produce escama de acetato de celulosa: “Todo lo que tiene que ver con los químicos, con la materia prima que en su momento llega a utilizar la empresa y que representa un riesgo, nada quedará aquí en la empresa de Ocotlán”.

Respecto al gasoducto nuevo que se hizo en el año 2013 que atraviesa Ocotlán por a un lado de las vías del tren y que alimenta de gas natural a Celanese, aún desconocen si se cerrará o se venderá a otra empresa interesada: “Les pedí tener mayor información con la intención de saber qué es lo que va a suceder desde los activos hasta con el mismo gasoducto”, indicó Hernández.

La empresa finalizará sus operaciones en el mes de octubre, pero será hasta el mes de febrero cuando cierre por completo la fábrica luego de 72 años.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido