Ocotlán

Abraham, el ocotlense de heats de bronce

Ganó dos medallas de bronce en su primera aparición en una "Paraolimpiada Nacional".

Abraham Velasco González usa su traje de Jalisco y calza unos spikes color naranja. Los nervios se hacen presentes y se dice así mismo: “Ya competiste ayer, no pasa nada”.

Abraham está a punto de competir la final contra reloj de los 400 metros en la “Paraolimpiada Nacional 2017”, con sede en Colima.

El juez le indica que debe acomodar su arrancadera y el comienza a sacudir sus piernas. Para posicionarse en la arrancadera, su guía Adrián Márquez mejor conocido como el Pollole indica los bloques y la línea. El juez da la salida y Abraham sale dispuesto a comerse la pista de tartán. Pasa los primeros 100 metros y a mitad de la carrera nadie le indica su pasaje. Sigue marcando el paso y cuando faltan 100 metros comienza a cerrar. Las piernas están cansadas, su respiración ya es agitada y las manos comienzan a sentir hormigueo. Cruza la meta y el alivio de haber dado todo le hace descansar.

Su entrenador del CODE Jalisco, Gabriel Mezquita, le indica que esté a la expectativa. La final fue contra reloj, es decir, se corrieron dos heats con cuatro corredores cada uno. En su heat Abraham quedó en segundo lugar tras parar el cronometro en 1:05:59 pero aún no sabe cómo corrieron los demás competidores. Minutos después, su entrenador le dice que se ponga el pants oficial de Jalisco, ha ganado medalla de bronce por una diferencia de una centésima en su primera “Paraolimpiada Nacional”.

***

Abraham tiene 21 años, es débil visual y fue parte de un contingente de 241 atletas que asistieron a la “Paralimpiada Nacional” y que trajeron a casa un total de 285 medallas de las cuales 159 fueron de oro, 78 de plata y 48 de bronce.

La disciplina de para-atletismo fue la segunda prueba con más medallas obtenidas. El equipo auriazul obtuvo 48 medallas de oro, 22 de plata y 25 de bronce. De las cuales dos de bronce fueron obtenidas por el atleta Velasco. La primera en los 400 metros planos, la segunda en el relevo de cuatro por 100 metros con una marca de 57.27 segundos.

Abraham también corrió las pruebas de 800 y mil 500 metros, pero, considera no le gustan tanto y fueron las pruebas donde más se sintió cansado. “En el 800 metí 2:28 y sentí que me faltó fuerza en los últimos 200 metros, y en el mil 500 marque 5:19, me estaba reservando para el relevo, porque era cinco minutos después de mi prueba”.

Correr cuatro pruebas en un nacional puede ser complicado, pero Abraham asistió con la actitud de dar su mejor tiempo. “Para ser sinceros mi plan era ir a Paraolimpiada, pero no sé no tenía expectativa (…) mi marca era de 1:07 antes de la competencia”.

***

Si en enero de 2017,  alguien le hubiera dicho que en seis meses ganaría dos medallas a nivel nacional no lo hubiera creído. Abraham inició sus entrenamientos seis meses antes de “Paraolimpiada Nacional” en el equipo ocotlense “Centauros”.

Desde sus inicios el DIF municipal le apoyo con su transporte hacia Guadalajara cada viernes para poder entrenar en la pista del Polideportivo Revolución, algunas de sus prendas deportivas fueron patrocinadas por la refaccionaria ocotlense “REFACOM” y sus spikes le fueron regalados por una encargada del CODE Jalisco.

Su entrenamiento previo a la Paraolimpiada consistía en despertar de lunes a jueves a las 8 a.m. para ir al gimnasio, después hacia algunas tareas de la preparatoria semi-escolarizada a la que está inscrito, para realizar su sesión de tramos en la pista de la Unidad Deportiva Norte con el equipo “Centauros”. Los viernes su rutina consistía en trasladarse a Guadalajara para entrenar y el fin de semana descansaba. En las instalaciones de la Unidad Deportiva Norte realizaba resistencia y en CODE entrenada tramos de 200, 300 y 400 metros.

Abraham mide un metro con 79 centímetros. Su altura le proporciona una buena zancada, pero acepta le falta seguir trabajando en su braceo y zancada. Para él competir es sencillo pues la adrenalina le permite disfrutar la carrera, lo difícil es entrenar. “Las medallas se ganan en los entrenamientos”, se repite después de terminar las repeticiones.

***

Además de su participación en para-atletismo, también participo en golbol, un deporte que le llama la atención y que es una combinación de futbol y voleibol.

El golbol consiste en una pequeña área con una portería en cada extremo. Los tres jugadores deben estar vendados y se colocan en la portería de seis metros de largo. La pelota es arrojada en forma de boliche y debe cruzar medio campo y la línea de portería para considerarse como punto. La pelota tiene un peso de dos kilos y contiene cascabeles que les permiten escuchar el movimiento.

Abraham participó en la prueba, tras apenas haber entrenado cuatro días. El equipo jalisciense quedó en quinto lugar de nueve.

***

Abraham sigue entrenando en compañía de su hermana menor en  las instalaciones de la Unidad Deportiva Norte en el municipio de Ocotlán.  Por ahora busca un guía en el municipio que le apoye en sus entrenamientos y se prepara para participar a finales del mes de octubre  en una competencia de categoría libre a celebrarse en el municipio de San Miguel el Alto.

Sus entrenadores le motivan a seguir entrenando. Pues tienen la expectativa de que en noviembre de 2018 pueda clasificar a los Parapanamericanos 2019 a realizarse en Perú.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *