Opinión

¿Se puede continuar con los programas y proyectos ambientales durante la entrega-recepción?

Decisiones.- La política nacional y local ha girado en torno a un tema en particular durante las últimas semanas: el proceso de transición o técnicamente conocido como “entrega-recepción”. El cual es definido como: “Un procedimiento administrativo de interés público, de cumplimiento obligatorio y formal mediante el cual un servidor público que concluye su función, hace entrega del despacho a su cargo […] a quien se designe para tal efecto o, en su caso, al órgano de control interno de la entidad pública de que se trate” según lo dicta el artículo segundo del Reglamento de la Ley Entrega-Recepción para el Poder Ejecutivo del Estado de Jalisco.

Por ende, es de suma importancia el realizar un correcto procedimiento, el cual no sólo se debe limitar a los recursos materiales, humanos y financieros, sino a la los programas y proyectos que estén operando a cargo del funcionario público mediante la documentación requerida, la capacitación de los operadores, así como información adicional que pueda servir para la toma de decisiones sobre el presente y futuro que tendrán.

Esto se determina en las fracciones cuarta y quinta del artículo 20 de la Ley del Estado de Jalisco y sus municipios, al obligar la preparación de la información íntegra y detallada del total de asuntos pendientes y el Libro Blanco.

De ese paso ejecutado de mal forma, ha dependido la no continuidad de esas acciones de gobierno de las administraciones entrantes, debido a la carencia de documentos por dolo o por desconocimiento, sobre los elementos que se deben dejar en archivo que comprueben la realización de esos programas o proyectos, o simplemente por la exclusión de personal técnicamente capacitado que operaba.

Para el tema ambiental, se convierte en una estrategia necesaria, debido a que la gran mayoría de los proyectos se realizan bajo la figura de un programa de gobierno con el objetivo de alcanzar mayores resultados o ejecutar acciones de forma transversal que fueron emergiendo durante el ejercicio de la administración que entrega.

Con base en lo anterior, los equipos de entrega-recepción deben poner especial énfasis en los rubros de asuntos en trámite o libros blancos, con el fin de evaluar los resultados obtenidos, así como las posibilidades de mejora o transformación de las políticas gubernamentales de orden ambiental, para asegurar la continuidad total o parcial de sus programas y/o proyectos.

Etiquetas

Inmaculada Ramírez Rojas

Se desempeña como Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia del Gobierno de Zapopan. Durante la administración 2015 al 2018 del Gobierno de Guadalajara fue la Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia. Estudió la Licenciatura en Estudios Políticos y Gobierno, la maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Guadalajara y actualmente está en el posgrado de Administración y Políticas Públicas por la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido