Opinión

Próspero periodo electoral

Del 2019 no queda nada, solo el recuerdo y los mareos de un año turbulento que no pasó desapercibido debido a los procesos que se vivieron en la escena política. Un año bastó para dejar claras las posturas ideológicas que definirán el próximo periodo electoral que inicia en 2020 y culmina en 2021.

    

Muchos a penas se reponen del embate con el que la ola morenista arrasó en 2018, quizá no como esperábamos o quiénes quisiéramos pero ya casi están puestas todas las fichas en el tablero electoral del siguiente año. Claramente no son el PRI y PAN.

En Jalisco, la disputa por el poder que obtuvo Movimiento Ciudadano (MC) probablemente no la dará MORENA, pues entre tanta grilla y facción al interior del partido no se logrará una buena alineación para los comicios. Queda saber si llegará el manotazo directo de Andrés Manuel a la mesa de MORENA Jalisco o alguien dejará los billetes suficientes para acceder al control del partido estatal.

    

Por su parte «Futuro», la escisión de Wikipolítica que transitó a partido, está en la cuerda floja al no tener la cantidad suficiente de asambleas. Teniendo como fecha límite el 21 de enero para convocar a su asamblea constitutiva, únicamente poseen 65 asambleas municipales de las 84 mínimas, lo que les obligaría a sacar casi una asamblea por día, además aún faltan afiliados. Veremos si regresarán a las candidaturas independientes o estrenan partido en 2020.

Raúl Padilla es quien llega muy contento al fin de año tras tener asegurado su nuevo partido político llamado «Hagamos», aunque es sabido dentro de toda la universidad que se hizo con alumnos y maestros condicionados, vaya sorpresa que “El Licenciado” recurra a las clientelas para obtener beneficios. ¿Seguirá siendo aliado de MC como lo fue en 2018 o comenzarán a negociar cada quién por su parte? 

    

La manera en que se estructurarán las fuerzas políticas del Estado tiene su encanto, por un lado el emecismo desgastado por su desempeño: soberbio y gritón en el Ejecutivo Estatal pero blandengue e invisible en el Legislativo; por otro lado, la oposición que se hace chiquita cada que surge una oportunidad para sacar la casta y no deja claro qué prioridades tiene en la agenda. Hay potencial que se ha desperdiciado, quizá se explote en 2021.

En el escenario nacional están las peores decepciones que nos ha dejado la clase política. Los Calderón con «México Libre», Elba Esther y sus «Redes Sociales Progresistas» y los evangélicos del extinto PES queriendo resucitar con el «Encuentro Solidario». De ellos solamente a México Libre le falta un porcentaje de afiliados para lograr el registro, los demás ya lo tienen en la bolsa.

Las intermedias del 2021 le dejarán al Ejecutivo Federal las pruebas necesarias para saber si aprieta el paso o sigue confiado, aunque quizá la presencia de opositores como Calderón no sea la mayor preocupación tras la caída de Genaro García Luna. Ciertamente no pintan para ser elecciones de la década pero sí son definitorias para un escenario en 2024. 

Feliz año nuevo y próspero periodo electoral 2020-2021.

Etiquetas

Ángel Rolón

Soy de un pueblo tan grande que nos lo hicieron ciudad. Transcribo ideas y junto letras para hacer catarsis. Habito la política para hacer que el futuro sea posible y estudio para ser psicólogo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
error: Contenio protegido