Opinión

¿Por qué se debe plantear un plan de manejo forestal para Ocotlán?

Decisiones.- Con base en los censos económicos del 2014, uno de los subsectores más importantes para la generación de valor agregado al PIB municipal correspondió a la fabricación de muebles con un 10 por ciento del total, el cual aglutina a un grupo significativo de trabajadores (IIEJ, 2017). De ahí que, la producción de mobiliario en madera se ha convertido en unas de las actividades más productivas del municipio desde hace varias décadas, posicionándose como una de las ciudades más competitivas de la región occidente en la materia.

Ocotlán tiene una cobertura territorial del 3.1 por ciento de bosques y 15.2 por ciento de selvas (presentando menos del 20 por ciento). En los últimos 25 años ha recuperado 0.47 km2 de superficie con vegetación natural, protegió el 16.44 por ciento a través de políticas de conservación ambiental por el ordenamiento ecológico y presenta 6.76 por ciento de la superficie con riesgo de erosión (IIEJ, 2017).

Lo anterior deriva en una imperiosa necesidad por llevar un plan de manejo de esa magnitud, atendiendo al vocacionamiento socio-económico del municipio, el cual debe proveer de una política de sostenibilidad ambiental para asegurar la explotación de los recursos forestales, manteniendo los equilibrios provenientes de la reforestación y el adecuado manejo del arbolado destinado a ese tipo de actividades.

Actualmente existen diversas metodologías para la formulación de dichos planes, los cuales se apoyan en el uso de las tecnologías y los programas de georreferenciación, para hacer un adecuado diagnóstico del territorio, determinar necesidades técnicas por polígonos, eficientar las intervenciones in situ y almacenar información importante para posteriores tomas de decisiones.

Se deben aprovechar las coyunturas dadas, como el anuncio de la creación del sistema de información geográfica de Ocotlán (anunciado el pasado 14 de abril en Decisiones) para poner a disposición datos de arbolado que sirvan para la generación de documentos rectores que consoliden la política medioambiental del municipio.

Etiquetas

Inmaculada Ramírez Rojas

Se desempeña como Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia del Gobierno de Zapopan. Durante la administración 2015 al 2018 del Gobierno de Guadalajara fue la Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia. Estudió la Licenciatura en Estudios Políticos y Gobierno, la maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Guadalajara y actualmente está en el posgrado de Administración y Políticas Públicas por la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
error: Contenio protegido