Opinión

[Opinión] Sobre el debate de las drogas en la Suprema Corte de Justicia de la Nación

En la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) comenzó el debate sobre el consumo lúdico de la mariguana con base a un proyecto del Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea que pretende declarar inconstitucionales cinco artículos de la Ley General de Salud. De aprobarse, el cultivo, posesión y transportación de mariguana con fines recreativos será una realidad en México a fines del mes de octubre.

Debe celebrarse la posición y disposición que la SCJN ha tenido desde la reforma constitucional del 2011 –principalmente del Ministro Zaldívar-, mediante las cuales conmina al debate en torno de los Derechos Humanos y sitúa en palestra pública temas políticamente incómodos para el Estado y gran parte de la sociedad. No debe pasar desapercibido que la Corte, mediante la emisión de jurisprudencia, contradicciones de tesis y declaratorias de inconstitucionalidad en el último par de años ha “revolucionado” al derecho mexicano al conceder criterios obligatorios en temas como el divorcio incausado, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción de éstos para con menores. El máximo Tribunal de justicia comenzó en diferentes flancos discusiones controversiales en relación a derechos humanos, el Estado y el sistema de impartición de justicia.

En este sentido, la presente reflexión no tiene por finalidad realizar un pronunciamiento a favor o en contra del proyecto presentado por el Ministro Zaldívar, sino enaltecer la postura que la SCJN tiene para debatir abiertamente temas que no han sido abordados por los Gobiernos Federal o Local en alguna entidad del país. La simple mención y posibilidad de cultivar y transportar mariguana con fines lúdicos apertura la posibilidad de un debate de mayor envergadura que podría consistir en la despenalización de las drogas y las fallidas estrategias del Gobierno Federal en contra del narcotráfico.

No es menor el tema de las drogas en México. El narcotráfico, la inseguridad y la constante violación de derechos humanos a las personas devienen del tema de las drogas. Al momento, ningún orden de Gobierno ha establecido vínculos de participación ciudadana o, en casos mínimos, algún tipo de esfuerzo que contribuya a la inclusión civil para el desarrollo de alternativas al problema. Y ese es otro problema y de mayor importancia que el de las drogas: No existe asociación entre Estado y sociedad para elaborar políticas públicas en beneficio de la comunidad; no hay discusión incluyente para que la sociedad participe en la búsqueda de soluciones. No habrá alternativas si en la mesa pública no se controvierten los hechos que originan los problemas para la sociedad. Eso es plausible: lo que el Ejecutivo no concibe el Judicial lo realiza.

La SCJN contribuye en definitiva al debate público. Ese es el sentido de la democracia deliberativa –lo cual tiene claro el Ministro Zaldívar-, en la cual, los ciudadanos toman parte de las decisiones que afectan su vida diaria y se hacen participes en el diálogo que construye acciones concretas para la solución de problemas. El nuevo paradigma jurídico trata sobre eso: deliberar públicamente y legitimar las decisiones que hacen propios los problemas. Sin ello, la democracia es estéril, le corresponde a los partidos y a los actores políticos sin tomar en cuenta al gobernado.

Habrá que estipular dos argumentos centrales en torno al debate sobre el consumo lúdico de mariguana del proyecto del Ministro Zaldívar: el primero es el alcance social y la repercusión que tendrá –y tiene-. El segundo es la libertad como categoría de Derecho Humano. La repercusión social radica en la “legalización” de un tipo de droga que innegablemente se consume fuera del marco legal. La libertad del consumo nos refiere al principio constitucional del “libre desarrollo de la personalidad” basado en la dignidad  humana mediante el cual, la persona tiene el derecho de decidir las riendas que habrá de tomar para formar sus características.

Cada cual deberá formarse su opinión. Cinco ministros decidirán la constitucionalidad de consumir mariguana con fines recreativos. ¿El Gobierno de la República lo ha planteado? No. Hay que celebrar la actitud del Ministro Zaldívar de proponer temas que el Gobierno Federal no realiza. Ahí esta el debate.

Nota: El 28 de Octubre la Primera Sala de la SCJN votará el proyecto del Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Ese mismo día, en la misma Sala, los Ministros que la integran fallarán a favor o en contra de la atracción de un juicio de amparo promovido por Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Etiquetas

Germán Sadday

Abogado por la Universidad de Guadalajara (U. de G.). Cuenta con estudios de posgrado en Filosofía, Ciencias Sociales y Ciencias Políticas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y la U. de G. Actualmente cursa la maestría en Derecho Corporativo y del Trabajo en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) en la U. de G. En algunas universidades privadas y públicas se ha desempeñado como docente en materias como Derechos Humanos, Filosofía del Derecho y Amparo. Participó como líder estudiantil en la Federación de Estudiantes Universitarios y tiene experiencia en la administración pública. Actualmente es abogado postulante.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cerrar