Opinión

La improvisada colocación de parquímetros y ampliación de banquetas

Decisiones.- La actividad comercial del centro de Ocotlán ha visto una reducción en sus ventas en más de un 30 y, en algunos casos, de hasta de un 50 por ciento como resultado de la combinación tanto de las obras de ampliación de banquetas en varias calles así como a partir del obligado uso de los parquímetros.

De acuerdo a la opinión de muchos comerciantes afectados, la economía se ha visto negativamente impactada por estas dos situaciones ya que las obras se prolongaron por varios meses; y es que mientras se terminaba de arreglar unas calles y sus respectivas banquetas, ya estaba empezando esta misma obra en otro punto impidiéndose así el paso vehicular.

De hecho, los efectos de los parquímetros siguen siendo controvertidos: si bien evitan que los automovilistas estacionen sus unidades por mucho tiempo, también es cierto que no hay estacionamientos públicos con capacidad suficiente y quienes acuden al primer cuadro a realizar compras frecuentemente suelen ser infraccionados por exceder escasos minutos el tiempo pre pagado.

El actual gobierno municipal implementó el uso de estos aparatos y realizó la remodelación y ampliación de las banquetas sin una planeación, sin medir el impacto negativo que esto acarrearía en el comercio organizado de la zona y que, en un balance objetivo, hasta ahorita han sido mayor el saldo negativo.

No hubo planeación, se resolvió improvisadamente, de tal forma que los parquímetros se colocaron a diestra y siniestra sin tomar en cuenta que los automovilistas tuvieran opciones para dejar sus automóviles cuando no tienen certidumbre del tiempo que lo harán, sin ser infraccionados por los inspectores que a veces actúan como depredadores y cuando apenas han pasado unos segundos del tiempo expirado salen intempestivamente para colocar la infracción.

Lo anterior provoca que muchas personas opten por no ir de compras a las tiendas del centro, salvo los casos en que pretendan comprar algo en algún lugar especial y en tal caso o depositan a parquímetros una cantidad muy superior a la del tiempo que requerirán o en forma intranquila y apresurada hacen sus compras para evitar no ser infraccionados, lo cual reiteradamente ocurre por excederse escasos minutos e incluso segundos del tiempo permitido.

Así las cosas, resulta por demás cuestionable la poca visión al respecto del gobierno municipal pues menciono que en calles como Morelos, Reforma y en algunos puntos de Ocampo sin planeación alguna alevosamente y con fines meramente lucrativos se colocaron los parquímetros y esto ahuyenta a muchos clientes potenciales, lo cual se agudizó con los recientes cierres realizados en torno a las obras de ampliación de banquetas, afectando severamente las ventas de la mayoría de establecimientos comerciales de esta zona.

Etiquetas

Bruno Acuña

Abogado litigante y Maestro en Educación, Catedrático en la Universidad de Guadalajara desde hace 12 años. Ex regidor en la administración 2007-2009, Coordinador General del Consejo Estatal de Promoción Económica y Director Jurídico de la Secretaría de Promoción Económica del Gobierno del Estado de Jalisco 2006-2012. Es corresponsal de Telemundo en Estados Unidos y trabajó con Jacobo Zabludovsky, Sergio Sarmiento, Nino Canún en el Grupo Radio Red. Fue Editor del diario Ocho Columnas y corresponsal del estado de Jalisco para TVC Noticias. Actualmente preside la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Ocotlán.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cerrar