Opinión

Estado de negación

Decisiones.- Cuando las cosas van relativamente bien y de repente comienzan a ir relativamente mal es común que se entre en un estado de negación ante las situaciones que se presentan. Quizá lo mismo le ha pasado a Enrique Alfaro, creyó que iba a ser fácil gobernar un Estado sin ser blanco de críticas por las decisiones que tomara o a quién empleaba.

Desde el escándalo de “A toda máquina” el gober no ha dejado de mantenerse a la defensiva en los vídeos y pronunciamientos donde “sale a dar la cara y hablar de frente”, o lo que es igual, regañar a sus representados y acusar a los medios de desestabilizadores que solo quieren sacar raja política de los asuntos estatales.

Resulta vergonzoso ver a un hombre de 46 años salir a “dar la cara” para evadir su responsabilidad como autoridad competente del Estado, ¿qué acaso todo lo malo que acontece en Jalisco es culpa de otros y todo lo bueno se lo debemos a su gestión? Podría resultar exagerado pero las últimas semanas hemos visto que esta va a ser la tónica de sus discursos hasta que le deje de gustar.

Resultó que hasta la epidemia de dengue es nuestra culpa por tener criaderos de mosquitos en lugar de ser responsabilidad del Estado por no haber fumigado. La piel del gobernador es muy delgada y la astucia de Indatcom para hacer controles mediáticos de crisis solamente terminan por empeorar más la situación.

En Jalisco no hay gobernador, no hay nadie que se haga responsable por las acciones y omisiones del Ejecutivo, entre secretarías se pasan la bolita y la preocupación más grande de comunicación social es hacer como que no está pasando nada más que cosas buenas.

Merecemos más que esto, necesitamos algo más que un señor gritón atrás del escritorio cuya función parece ser la de rememorar los errores de administraciones pasadas y dibujar realidades alternas para eximirse de la culpa. En todo caso que sus regaños se vayan hacia el interior de la estructura gubernamental, porque el desmadre parece estar ahí.

Ya basta de taparle el ojo al macho, Jalisco no está bien administrado y es necesario comenzar a asumir responsabilidades, no hay Estado que aguante así seis años ni habitante que lo merezca.

Etiquetas

Ángel Rolón

Soy de un pueblo tan grande que nos lo hicieron ciudad. Transcribo ideas y junto letras para hacer catarsis. Habito la política para hacer que el futuro sea posible y estudio para ser psicólogo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido