Opinión

El trabajo de la CEDHJ y los albergues infantiles

En la actualidad nuestra sociedad se preocupa más por los asuntos que competen a los derechos de la niñez; la construcción de más espacios de desarrollo y esparcimiento para este grupo, así como una constante interlocución donde se les permita ser escuchados y se les reconozcan sus derechos y participen en los temas que les conciernen.

Cuando hablamos sobre los derechos de las niñas, niños y adolescentes es elemental  abordar el principio del interés superior de la niñez, mismo que se encuentra consagrado en la Convención sobre los Derechos de Niño, el cual señala en su Artículo 3, párrafo 3, que “los Estados partes se asegurarán de que las instituciones, servicios y establecimientos encargados del cuidado o la protección de los niños, cumplan con las normas establecidas por las autoridades competentes, especialmente en materia de seguridad, sanidad, número y competencia del personal, así como en relación con la existencia de una supervisión adecuada”.

Sin embargo, dada la condición de indefensión y de vulnerabilidad a la que se enfrentan aun sin el cuidado parental o institucional, hacen que se violenten sus derechos humanos.

Como observantes de las actividades que realizan algunos albergues públicos y privados que trabajan con niñas, niños y adolescentes, la Comisión año con año, desde 2010, visita y supervisa que se respeten sus derechos, como son: derecho a la vida digna; a la integridad física y emocional; el derecho a la salud; el derecho de las personas con discapacidad; el derecho a la supervivencia; el derecho a la educación; el derecho al desarrollo; el derecho a la identidad; el derecho a tener una familia; el derecho a la libertad y los derechos civiles y políticos.

No obstante, es importante destacar que el abandono parental, la omisión y la exclusión, son formas de discriminación que viven de manera cotidiana la niñez en nuestro estado y que los ponen en gran desventaja. Por ello, damos a conocer de manera puntual avances y logros con las supervisiones, pero también señalamos lo que se puede mejorar e incluso emprender para que se evite cualquier tipo de discriminación.

La niñez institucionalizada requiere para un crecimiento sano e integral un medio seguro, desarrollar su estabilidad emocional, contar con las herramientas necesarias en el ámbito educativo y de formación, que le permitan alcanzar el pleno desenvolvimiento; y para alcanzarlo, el Estado deberá atender en todo momento las necesidades de diversa índole de este grupo en situación de vulnerabilidad.

También deberá crear más políticas públicas en pro de la niñez; realizar acciones y tomar decisiones en beneficio directo del infante, así como involucrar a los órganos jurisdiccionales, autoridades administrativas y órganos legislativos que coadyuven a salvaguardar su mejor integridad.

Este organismo defensor de derechos humanos continuará visitando y supervisando los albergues, brindará las asesorías y capacitación necesarias, y, cuando así se requiera, emitiendo las resoluciones necesarias para garantizar el bien superior de la niñez.

Etiquetas

Dr. Felipe de Jesús Álvarez Cibrián

Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cerrar