Opinión

Activismo ambiental y muerte en México: la correlación perfecta

Decisiones.- El componente de biodiversidad en el país ha sido un factor determinante que ha derivado en una serie de contraposiciones; por un lado, al ser uno de los países megadiversos ha significado una suerte de aprovechamiento exponencial de los beneficios ecosistémicos; sin embargo, dicho factor también ha representado un ataque sistemático contra la sostenibilidad del ecosistema a favor de intereses económicos nacionales y supranacionales.

Desde hace décadas, personas y organizaciones que han estado pujando por el Derecho Humano a un ambiente sano han sido atacadas, amenazadas, perseguidas y/o asesinadas en el contexto de la ejecución de proyectos de la iniciativa pública y privada, especialmente aquellos vinculados a obras hidráulicas, minería e hidroeléctricas; que en la mayoría de los casos se dan dentro de territorios marginados o en comunidades indígenas.

Existen diversos organismos como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), que ha venido documentando desde el 2010 los ataques presentados, a través de los informes anuales “sobre la situación de personas defensoras de los derechos humanos ambientales en México”, en el cual, se realiza un trabajo en campo y en gabinete con aquellas dependencias públicas que tienen acceso a la información, con el objetivo de hacer visible la creciente problemática que va más allá del factor medioambiental. De dichos informes, se desprenden las siguientes cifras:

De acuerdo a lo anterior, se tiene un crecimiento exponencial del ataque sistemático a los activistas ambientales, siendo altamente notorio en el último trienio con un incremento superior al 50 por ciento de incidencias, que coinciden con investigaciones de otros periodistas como Laura Castellanos, quien señala que en la última década han sido asesinados 125 luchadores ecologistas, de los cuales 82 eran indígenas. Adicionando el componente de discriminación y desigualdad que prevalece en México.

La tendencia por estados no permuta significativamente a lo largo de los años, siendo las entidades como el Estado de México, Sonora, Oaxaca, Puebla, Campeche, Veracruz, Yucatán, Morelos, Michoacán, Guerrero y Chihuahua entre las que presentan los mayores índices en la materia. Cabe destacar que la mayoría de ellas muestran una alta tasa de recursos naturales.

Con relación al sexo de los atacados, la gran mayoría no ha podido identificarse por factores vinculados a la corrupción en cifras negras de las instituciones gubernamentales ya sea por dolo o por trivialización. Sin embargo, en aquellos casos registrados debidamente corresponden mayoritariamente a hombres en una escala de 4 a 1 con relación a las mujeres.

Por ende, los recientes asesinatos, como el Samir Flores en el estado de Morelos (por oponerse a la termoeléctrica de la Huexca), pone “el dedo en la llaga” sobre la fragilidad del sistema para garantizar la gobernanza ambiental, la carencia de protección de los activistas que pugnan legítimamente por la sostenibilidad de las regiones y el factor económico que se pondera inexorablemente para la aprobación de proyectos.

La situación del país es alarmante, no sólo por la crueldad con que se matan a sangre fría a los activistas o del cómo se han llevado las acciones de tortura, sino porque México se ha convertido en los países punteros a nivel mundial que persigue la labor periodística ambiental. Tan sólo en el 2017, de los 200 casos registrados a nivel mundial, 88 se llevaron a cabo en nuestra región, dando por resultado que el activismo ambiental y la muerte, se han convertido en la correlación perfecta de los gobiernos en turno con los acuerdos de la iniciativa privada.

Etiquetas

Inmaculada Ramírez Rojas

Se desempeña como Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia del Gobierno de Zapopan. Durante la administración 2015 al 2018 del Gobierno de Guadalajara fue la Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia. Estudió la Licenciatura en Estudios Políticos y Gobierno, la maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Guadalajara y actualmente está en el posgrado de Administración y Políticas Públicas por la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
error: Contenio protegido