Opinión

Abastecimiento y calidad del agua: las asignaturas pendientes

Decisiones.- El tema del abastecimiento del agua se ha convertido en un asunto importante por atender a nivel local, específicamente en los gobiernos municipales, debido a las atribuciones constitucionales conferidas en el 115 y por la proximidad con la población, la cual crece constantemente en número y en demanda de este vital líquido.

Aunado a lo anterior, el asegurar la calidad del mismo, con base en los parámetros internacionales y nacionales impuestos en las Normas Oficiales Mexicanas y en las complementarias, es un gran reto de política pública que asegura la estabilidad económica, social y política de las regiones, específicamente de aquellas en donde se dificulta el acceso superficial del mismo.

Su consumo no sólo se restringe al ámbito doméstico, sino aquel derivado de las actividades productivas de primer y segundo orden, como lo es en la agricultura, la fabricación de productos alimenticios, entre otros. Por lo que el proveerla no sólo se hace a las viviendas particulares, sino a las fábricas e industrias que demandan un alto consumo durante sus procesos de transformación de materias primas. La siguiente gráfica muestra, una parte del comportamiento reflejado en su extracción:

20 inma

La anterior gráfica nos muestra la disparidad en el aprovechamiento de los mantos superficiales y del subsuelo, en donde las condiciones geopolíticas, territoriales y administrativas muestran entidades con una alta necesidad de acceso mediante pozos de abastecimiento, con relación a otras donde es a la inversa.

Casos recientes como el de la Ciudad de México, reflejan la grave problemática que implica el no modificar los procesos de planeación urbana en sentido integral, para asegurar el abastecimiento y aprovechamiento del agua, ya sea a través de su extracción, así como en el tratamiento de las aguas residuales. Si bien, anualmente se presentan fenómenos de precipitación y/o evapotraspiración que pudieran dar factores de equilibrio en las regiones, el cambio climático y el calentamiento global han fomentado distorciones que dificultan tener incrementos significativos en los promedios anuales de lluvias en los últimos tiempos, disminuyendo la capacidad de recarga de los mantos freáticos.

Para Ocotlán, esta situación no es indiferente, debido a que existen estudios de la CONAGUA que determinan una severa crisis para su suministro en la próxima década por la mala administración sobre las concesiones dadas a los pozos, como se demuestra en el no. 1405 que arroja un déficit de 12’867’653 m3 anuales. Además, del total que operan en el territorio, sólo aproximadamente el 60% se encuentra en capacidades óptimas. Por tanto, los nuevos esquemas de gestión municipal exigen una revisión a profundidad de los procesos y procedimientos de suministro, ya sea por la administración directa o mediante la figura de concesión, con el objetivo de asegurar el abasto y calidad del vital líquido para las presentes y futuras generaciones.

Etiquetas

Guadalupe María Inmaculada Ramírez Rojas

Se desempeña como Jefe de la Unidad de Cambio Climático y Resiliencia del Municipio de Guadalajara. Estudió la Licenciatura en Estudios Políticos y Gobierno, la maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Guadalajara y actualmente está en el posgrado de Administración y Políticas Públicas por la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *