Noticias

Ocotlán no puede seguir apostando a una sola vocación económica: Bruno Acuña

  • “La economía debe diversificarse. El autoempleo y el emprendedurismo son las alternativas idóneas para hacerlo”, señaló.

Decisiones.- El presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Ocotlán, Bruno Acuña González, refiere que aún el sector mueblero en las últimas décadas y las grandes industrias a mediados del siglo pasado fueron un sólido detonante de la economía pero se cometió un error histórico al no diversificarla.

“La economía debe diversificarse. El autoempleo y el emprendedurismo son las alternativas idóneas para hacerlo”, señaló Acuña González, quien además dijo que durante años en Ocotlán y la mayor parte de la región este rubro se ha centrado en una o dos actividades y esto ha sido el principal motivo que ha limitado su crecimiento.

El líder del sector comercial, apuntó que desde mediados del siglo pasado, la economía de este municipio se centró en la apertura de grandes empresas como Celanese, Nestlé e Industrias Ocotlán S.A. (IOSA), mismas que fueron un eje sólido hasta hace más de 25 años cuando gradualmente fueron reduciendo su personal.

“La modernización tecnológica y de los procesos de manufactura, así como la incorporación de nuestro país a tratados internacionales en materia comercial obligaron por una parte a reducir el número de trabajadores en las fábricas más importantes de esta ciudad y la región, así como a suprimir beneficios muy amplios que recibía el personal en materia de prestaciones”, indicó Acuña.

Esto refiere un impacto negativamente a la economía y el surgimiento de la industria mueblera representó un alivio menor sobre todo para la actividad económica, pues aún cuando este sector propició durante casi dos décadas la principal fuente de empleos, estos estaban muy lejos de ser pagados o de que otorgaran prestaciones laborales parecidas a como ocurría con las grandes factorías en los años setentas y ochentas.

Además, siendo la agricultura y la ganadería áreas con un mínimo impacto en la actividad local, al enfrentar el ramo mueblero altibajos en sus ventas en los mercados nacional e internacional la población viene padeciendo los efectos desde hace una década; cuando IOSA cerró sus puertas aunando los estragos a la ya de por sí crítica situación que desde entonces ha enfrentado una permanente adversidad.

Bruno Acuña considera que la llegada de la población flotante derivada de las escuelas de educación superior, especialmente el Centro Universitario de la Ciénega, así como el crecimiento de la industria de productos lácteos y de otros ramos sostenidos en el autoempleo y la empresa familiar, así como el emprendedurismo y sobre todo el comercio han sido determinantes para evitar que la economía colapse.

“ De no haber sido por esto, Ocotlán y una amplia parte de la región estuvieran enfrentando una situación verdaderamente alarmante y esto es un claro indicativo que las políticas públicas deben orientarse en los tres niveles de gobierno a impulsar la diversificación de la economía promoviendo al comercio, la microempresa, la empresa familiar, el auto empleo y el emprendedurismo sobre todo entre los jóvenes”, indicó el líder de los comerciantes.

Explicó que esta es precisamente la labor que promueve la Cámara de Comercio a través de la difusión y vinculación entre los interesados de los diferentes programas de apoyo gubernamental que existen y que de desarrollarse un proyecto viable y sostenido en las nuevas administraciones de los tres niveles que arriben al poder próximamente Ocotlán podrá contar con un desarrollo económico que beneficie a más personas.


Más noticias:

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cerrar