Noticias

El mayor exponente del powerlifting a nivel nacional es jamayteco

Su siguiente reto es clasificar al mundial de powerlifting.

Desde antes del accidente que le provocó la pérdida de la movilidad de sus dos piernas, Miguel Ángel Hernández Cardona, de 25 años de edad, ya era asiduo a los gimnasios. Después de su discapacidad, en rehabilitación se dedicó a practicar levantamiento de potencia (también conocido como powerlifting), y recientemente ganó el “Campeonato Nacional Libre” de esta disciplina.

El levantamiento de potencia, a diferencia de la halterofilia, privilegia la fuerza máxima sobre la técnica: mientras esta última se compone de los dos tiempos y la arrancada para lograr un movimiento válido, en el powerlifting se practican ejercicios que de alguna manera resultan más cómodos como las sentadillas, la prensa de banca y el peso muerto. Eso es en parte lo que ha permitido a Miguel Ángel, quien es originario del municipio de Jamay, desempeñarse en esta disciplina, que actualmente está calificado como deporte paralímpico en los Juegos Olímpicos, mientras los trámites para que sea considerado como deporte de exhibicióń están en proceso.

“Siempre se me dio la fuerza, y cuando obtuve mi discapacidad un amigo en rehabilitación me empezó a invitar al powerlifting”, comenta Miguel sobre su incursión en el levantamiento de potencia. Cuando trabajaba en una compañía constructora, una caída hace cuatro años le provocó la pérdida de la movilidad en las dos piernas. Para Miguel Ángel, una persona activa, que en días libres salía a pescar o a cazar, la incapacidad fue un gran golpe moral. Un año duró en depresión antes de regresar a los gimnasios. Aunque los doctores le dijeron que nunca más podría volver a caminar, hoy se ven probabilidades de que recupere la modalidad.

El ejercicio ha sido un componente importante en su recuperación y Miguel lo ha tomado en serio: ha participado en los dos últimos campeonatos nacionales de powerlifting, ganando este año en el Estado de México el oro en su categoría (54 kilogramos), donde le tocó probarse con Nuevo León y el Estado de México. Miguel Ángel superó su marca del año pasado y levantó 115 kilos en la categoría de prensa de banca.

Aunque el gimnasio es parte importante del entrenamiento, Miguel considera que representa tan solo un 30 por ciento de la preparación. Lo demás está en la mente y lo refleja en sus palabras: “Yo no vengo a ver si sale, a pasar el tiempo nada más, mi meta es llegar con los grandes y solamente espero el día en que llegue ahí, porque de que se puede, se puede”. La alimentación y el descanso son también claves en el proceso.

Miguel cree que la ausencia de centros deportivos en la región es uno de los factores para el poco apoyo que recibe el deporte en la región. Otro es la poca diversificación de la oferta deportiva. Miguel Ángel tiene como reto ahora clasificar al mundial de powerlifting, a realizarse el año entrante en el Estado de México.


Más Noticias:

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cerrar