Noticias

Carniceros sacrifican en Rastros de municipios cercanos a Ocotlán que no cuentan con MVZ

En promedio al día en el Rastro de Ocotlán se sacrifican 15 reses y 90 puercos.

Ocotlán, Jalisco, 10 de enero (Decisiones).- Dentro del sistema de sacrificio del Rastro propiedad del Ayuntamiento se cuenta con un Médico Veterinario Zootecnista (MVZ), lo que en otros municipios cercanos no hay poniendo en riesgo la salud de quienes consumen esa carne, aseguró el titular del Rastro, Juan Carlos Valencia Castro.

El MVZ se encarga de aprobar o no el sacrificar un animal ya sea res, vaca o cerdo, dependiendo de la revisión hecha. En Ocotlán es Rafael Valadez Zuno, MVZ de profesión e Inspector Sanitarista y Ganadero, el responsable de que la ciudadanía consuma carne saludable.

De acuerdo con Valadez, el proceso de sacrificio inicia cuando el propietario del animal llega a las instalaciones del Rastro y presenta la acreditación de procedencia del animal así como la factura de compra: “Debe venir con los datos del propietario de quien vendió el animal. Debe venir con las características propias el animal que es el fierro, el color del animal, raza del animal, todo debe de coincidir”.

Luego sigue el examen externo llamado ‘ante mortem’ para saber las condiciones físicas del animal. Se verifican mucosas, boca, piel y complexión: “Aparentemente hay animales que viene bien, no les vemos síntomas, pero al momento del sacrifico es cuando empezamos a notar las características del animal. Ver en qué disposición viene y qué enfermedades puede tener”, explicó Valadez.

Rafael Valdez, MVZ Rastro Ocotlán.
Rafael Valdez, MVZ Rastro Ocotlán.

Dijo que regularmente todos los animales son sacrificados y ya cuando son abiertos es cuando se encuentran los problemas: “Detectamos presencia de parásitos, hígados parasitados, tumoraciones en los animales y todas esas piezas que no son aptos para el consumo humano se tiran”.

Sin embargo, hay carniceros que no están conformes con que se les retiren piezas, por eso prefieren ir Rastros en otros municipios donde no hay presencia de un MVZ para después venderla en carnicerías de Ocotlán ya sea en la cabecera o en las comunidades.

“Todos los Rastros deben contar con su Médico Veterinario dado que es una norma, es una ley. Si no hay presencia de un Médico Veterinario es motivo de clausura de un Rastro”, indicó Valadez.

“La carne que es sacrificada aquí es óptima para el consumo humano. Puedo decir que todo animal que viene aquí al Rastro es responsabilidad mía de que la población consuma carne en buen estado”, mencionó.

En promedio al día en el Rastro de Ocotlán se sacrifican 15 reses y 90 puercos.

La redacción te recomienda leer:

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cerrar