DestacadasOcotlán

Los niños que nadie ve en Ocotlán

Niños y niñas son explotados laboralmente en Ocotlán.

¿Y qué te gustaría ser cuando crezcas?

–  Boxeador.

¿Por qué boxeador?

–  Pues porque me gusta pelearme.

Sí, le gusta pelear día con día por unas monedas, dejar de lado las clases, el aprendizaje, los juegos en la escuela o fuera de ella. Estudiar nuevas materias o diferentes conocimientos, hacer amigos en el recreo… No, él debe aprender a acercarse a la gente, a pedir algunas monedas para comer, a dejar la diversión para caminar por diferentes calles, regresar a otros puntos de concentración para pedir dinero de nuevo. Él debe olvidar las caricaturas por la tarde o la estrellita después de acertar en alguna pregunta; no, él debe cuidarse de no perderse, de no ser atropellado y de recaudar el dinero suficiente para volver a casa.

Tiene la cara redonda, sus ojos color claro y estoy segura que si voltea hacia el sol se le ven “amielados” como dice la gente. Piel color avellana. Sus manos abrazando sus rodillas mientras se balancea y ríe un poco.

Le pregunto si va a la escuela y él responde que sí, pero son la una de la tarde y la comunidad de donde proviene (Agua Caliente) queda muy lejos para que haya llegado tan pronto a la central camionera de Ocotlán. Su ropa y cara están descuidadas, pero su sonrisa entre escondida no desaparece, es la tercera vez que me pide dinero mientras conversamos, parece que está ansioso porque le dé algunas monedas, me lo dice el balanceo que mantiene.

Ahí están sus hermanos, todos andan juntos, hasta un primito viene en la revuelta, casi ninguno responde a mis preguntas, solo él, pero su hermano mayor, de algunos 12 años, me observa y en ocasiones anticipa la respuesta del menor. Parece que al chico más grande no le agrado del todo, pero él no me pide dinero, solo me ve cautelosamente.

No es la primera vez que veo niños pidiendo dinero ni tampoco soy la primera que los ve. Muchos de los comerciantes de la zona los han visto por años, algunos dicen que van creciendo y van viniendo nuevos, que piden dinero o comida, que no vienen solos sino con familiares o conocidos, pero todo queda en lo que la gente ve y observa.

Ocotlán cuenta con dependencias como el Sistema DIF y el Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA) encargadas de la protección de los niños y el entorno familiar; además existen instituciones educativas como el Centro Universitario de la Ciénega (CUCI) o instituciones de asistencia social o de salud tales como “Alistas de Ángel” o Cruz Roja que también brindan y ofrecen atención a los niños.

En distintas ocasiones se solicitó una entrevista a DIF Ocotlán para conocer los protocolos en caso de atender a un niño en estas condiciones pero la respuesta de parte de la dependencia fue nula.

Por su parte el SIPINNA realizó un diagnóstico situacional a través de un cuestionario en la mayoría las primarias y secundarias del municipio, en donde se les preguntó a los niños y adolescente cuáles eran las problemáticas que ellos identificaban que afectan su desarrollo. Sin embargo, los niños que se encuentran en la calle, haciendo trabajo infantil o pidiendo monedas no entran en esta valoración y sus necesidades quedan nuevamente sin voz.

La encargada de SIPINNA, Angélica Medrano Barba, compartió que trabajó en otros proyectos relacionados a los niños en situación de calle: “Estuve trabajando en el programa ‘Los niños de la calle y en la calle’ en Zapopan y estuve muchos años. Los de la calle son los que van a dormir a sus casas y en la calle son los que viven ahí […] Aquí se abordó como un 80 por ciento de niños escolarizados y como 20 por ciento de niños no escolarizados”.

Los comerciantes de la zona y la gente que se entrevistó indicaron que los niños provienen de San Pedro Itzicán y Agua Caliente, localidades del municipio de Poncitlán, Jalisco y ubicadas en la ribera del lago de Chapala.

***

En los últimos meses tanto San Pedro Itzicán como Agua Caliente han sobresalido por las investigaciones acerca de los enfermos renales. De acuerdo con El Informador, en San Pedro Itzicán se registran 300 niños con daño renal, 270 siendo analizados y 950 con padecimientos similares.

La comunidad de San Pedro Itzicán cuenta con un total de cinco mil 199 habitantes: dos mil 480 hombres y dos mil 719 mujeres. El 0,02 por ciento de la población es indígena y el 0,10 por ciento de los habitantes habla una lengua indígena.

Mientras que Agua Caliente tiene 988 habitantes: 502 hombres y 486 mujeres. El 25,10 por ciento de la población mayor a 12 años está ocupada laboralmente, según datos del INEGI

La distancia de San Pedro Itzicán a Poncitlán (cabecera municipal) es de 10.7 kilómetros, es un camino con tramos empedrados y asfaltados pero con baches y se recorre de 25 a 30 minutos en vehículo; y de Poncitlán a Ocotlán son 18.9 kilómetros, otros 25 minutos por la carretera Santa Rosa-La Barca.

***

José vive en Ocotlán y me comentó que los niños vienen de las comunidades de San Pedro Itzicán y de Agua Caliente, que llegan al centro del municipio o en ocasiones al mercado para vender algunas bolsitas con verdura: “Algunos los mandan al mercado de San Antonio, otros los mandan para allá, los reparten”.

Uno de los taxistas que trabajan fuera de la central también me mencionó que los pequeños llegan en camiones provenientes de Poncitlán y que por lo general vienen acompañados: “Se ponen a pedir dinero a la gente, a veces en la central se han visto muchos niños que piden. Según se sabe, vienen de un ranchito que se llama San Pedro Itzicán o Agua Caliente”

***

Los investigadores del Centro Universitario de la Ciénega (CUCI) compartieron su perspectiva desde el punto de vista académico sobre el problema que presenta esta manifestación cultural de los niños y sus derechos, de las dependencias o instituciones encargadas y de la protección e integración de los niños.

El doctor Jesús Ruiz Flores, explicó que la presencia de estos niños por tanto tiempo indica una falta visible de parte de las instituciones encargadas de brindarles apoyo a los infantes. Estas dependencias deberían asegurarles a los niños un espacio seguro y asegurar el derecho a recibir educación y a la libertad de jugar y recrearse.

“Evidentemente hay una carencia de parte (de) las autoridades encargadas, los entornos familiares también son importantes porque puede mostrar una fotografía de este fenómeno que estamos percibiendo… ¿De dónde vienen estos niños?, ¿cómo es su vida en casa? estás preguntas también recrean el panorama que visualizamos”, analizó Ruiz.

Por otra parte la doctora Soledad Castellanos expuso que esta manifestación da indicadores de círculos repetitivos en el modus operandi de las personas que permiten que estos infantes bloqueen su educación y su crecimiento para pedir dinero en otro municipio al que pertenecen.

“También es difícil para la gente, ¿no? imagina que las personas dudan sobre si ayudar a que estos niños coman, o seguir fomentando esta manera de explotación infantil, porque realmente no sé sabe que le hacen al dinero o quién se queda con él, entonces las personas no pueden dejar de darles”, mencionó Castellanos.

De acuerdo con el Módulo de Trabajo Infantil (MTI) 2017, la población infantil de 5 a 17 años en Jalisco era de un millón 878 mil 374. De este universo, 156 mil 416 (8.3 por ciento) realizaron trabajo infantil, de ellos el 61.8 por ciento son hombres y 38.2 por ciento mujeres.

Los niños deben tener una infancia segura y libre, un desarrollo que los ayude a crear confianza y autoestima a lo largo de la vida. Es en esta etapa donde los niños aprenden, complementan, integran, desenvuelven y se conocen. Pero si un niño es obligado a trabajar en vez de jugar o aprender, entonces el sentido de vida del pequeño cambiará y eso afectará en definitiva su crecimiento. Queremos mejores generaciones para el mundo y que ellas se hagan responsables de lo que viene, pero ¿quién se preocupa porque esas generaciones tengan una mejor infancia o un mejor desarrollo?

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenio protegido